Víctimas de la matanza de Atocha impugnan la liquidación como condena aplicada a García Juliá tras ser extraditado

Víctimas de la matanza de Atocha impugnan la liquidación como condena aplicada a García Juliá tras ser extraditado

Por MDO/E.P.

La defensa de las víctimas de la matanza de Atocha ha impugnado frente a la Audiencia Provincial de Ciufdad Real la liquidación temporal como condena impuesta a Carlos García Juliá -uno de los implicados en la matanza de los abogados de Atocha en mil novecientos setenta y siete y últimamente extraditado desde Brasil – que le dejaba salir en libertad temporal el próximo diez de noviembre. Además de esto, esa asociación ha pedido a la Audiencia Nacional la nulidad de todas y cada una de las actuaciones relacionadas con el condenado desde su entrega a este país.

Cuando ingresó en Soto del Real el siete de febrero pasado, al terrorista le quedaban por cumplir tres mil ochocientos cuarenta y cinco días, esto es, diez años como condena, específicamente hasta agosto de dos mil treinta. Entre otras muchas cosas, el tribunal de Urbe Real, que fue el último que le condenó por un tema diferente al de Atocha, le ha aplicado setecientos ochenta y siete días de liquidación por redención excepcional y cuatrocientos veintinueve días por la estancia en cárcel en Brasil tras ser detenido en el mes de diciembre de dos mil dieciocho.

Fuentes jurídicas apuntan que las distintas actuaciones por la parte de la defensa de las víctimas, la Fundación Abogados de Atocha, frente a las resoluciones de la Audiencia Provincial de Urbe Real se han retrasado debido al estado de alarma, que se decreto el catorce de marzo y que concluyó el pasado veintiuno de junio.

Ausencia de conexidad

Ahora, con la ‘nueva normalidad’, las víctimas han recurrido frente a la Audiencia Nacional pidiendo la nulidad de todas y cada una de las actuaciones dictadas por este órgano desde la extradición del terrorista de ultraderecha, y apuntan que no puede haber conexidad entre los delitos de la calle Atocha con los que se le imputan por otro percance en Urbe Real, con lo que la liquidación no sería válida.

También, la defensa lamenta que la liquidación como condena de García Juliá se realizase sin tener en consideración a las víctimas, y esto ha motivado que lo impugnen. Fue el mes pasado de mayo cuando la Audiencia Provincial de Urbe Real planteó que Carlos García Juliá, últimamente extraditado a España desde Brasil, saliese en libertad temporal el próximo diecinueve de noviembre.

García Juliá, preso en la prisión madrileña de Soto del Real, fue entregado a España por las autoridades brasileiras a inicios de febrero una vez que estuviese más de veinte años en busca y atrapa. Tras ser condenado por la matanza de Atocha a ciento noventa y tres años y cumplir múltiples años de prisión, se escapó cuando gozaba de un permiso a inicios de los noventa.

El letrado del terrorista se dirigió a la Audiencia Provincial de Urbe Real solicitando la práctica de una nueva liquidación como condena por ser el último tribunal que emitió una sentencia en contra suya, en un caso así por una causa diferente a la de la matanza de Atocha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *