Por MDO/E.P.

Un noventa y uno por ciento de las mujeres estiman que la maternidad influye de manera negativa en su carrera en frente de un setenta y tres por ciento que tienen exactamente la misma opinión, conforme recoge el informe ‘Situación de la Mujer en la Economía y la Empresa’, elaborado por la Fundación Woman’s Week al lado de Bip Consulting desde entrevistas a quinientos mujeres profesionales de alto rango.

El estudio, con la cooperación de los miembros de la Comisión de Economía con Visión de Género del clúster la capital española Capital FinTech (MAD Fintech), ha sido presentado este miércoles por ciertas participantes, así como la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el encargado de Economía, Innovación y Empleo, Miguel Ángel Redondo.

Otra de las cuestiones abordadas por el estudio, apoyado por el área de Economía, Innovación y Empleo del Municipio de la villa de Madrid, recoge que prácticamente el sesenta por ciento de las mujeres estiman que es más bastante difícil el acceso a puestos de responsabilidad para ellas, lejísimos de los hombres que opinan de este modo, el veintiocho por ciento.

El Síndrome de la Farsante

Esto está relacionado directamente con otra pregunta del informe, que apunta de manera directa al ‘Síndrome de la Impostora’, que especifica que hasta el cincuenta y uno por ciento de las mujeres se valoran peor o bien mucho peor que los hombres (un veinticinco por ciento de los hombres piensan en exactamente el mismo sentido).

En lo que se refiere a los horarios laborales, el sesenta y cinco por ciento de las mujeres apuntan que tienen un alto impacto en frente de un cuarenta y seis por ciento de los hombres. En lo que coinciden mujeres y hombres es en la relevancia del equilibrio personal/profesional en el momento de elegir un trabajo (noventa y cuatro por ciento en el caso de ellas, noventa y dos por ciento en el de ellos), por delante del sueldo (noventa y tres por ciento en el caso de las mujeres, noventa y cuatro por ciento en el de los hombres) o bien la estabilidad laboral (noventa y uno por ciento vs ochenta y siete por ciento ).

El Covid asimismo está presente en el informe: un cincuenta y dos por ciento de las mujeres consultadas señalan que la situación provocada por la pandemia les ha perjudicado más que a ellos, lejos del treinta y uno por ciento de hombres que estiman que la crisis ha supuesto un mayor golpe para ellas.

Ya antes de dar paso a la vicealcaldesa, una de las participantes ha llamado a las mujeres a «no sentirse culpables» por estar en casa pensando en que habrían de estar en la oficina o bien estar en la oficina pensando que habrían de estar con los hijos. «No debemos sentirnos culpables pues para nuestros hijos somos ejemplo de responsabilidad, disciplina y el ahínco de lo que cuesta lograr las cosas», ha señalado.

El encargado de Economía, Miguel Ángel Redondo, ha puesto en valor el testimonio de una partícipe en el informe, que apunta el alto porcentaje de mujeres en carreras STEM, un número que entonces no se traslada a los puestos directivos de este género de empresas, «que prosiguen representados por hombres». El concejal ha llamado a «corregir» esta situación por «una cuestión elemental de justicia» y para no desaprovechar talento.

Villacís ha lamentado que cuestionaran su capacidad de ser un alto cargo en la política municipal con su reciente maternidad en las elecciones de dos mil diecinueve y que de ahí que «bastante gente» no la votó.

«Soy madre de 3 hijas, he debido competir en una campaña electoral encinta debiendo percibir, como una de las creencias más recurrentes, si me iba a poder organizar con un bebé recién nacido y con la Vicealcaldía. Sé que bastante gente no me votó de ahí que«, ha declarado.

«Sé lo que no nos disculpamos a nosotras, sé lo que no nos disculpamos entre nosotras y, no obstante, sí les excusamos a ellos. Sé de esa lucha entre nosotras que es una lucha contra nosotras», ha declarado.

Lenguaje inclusivo

Asimismo se ha referido al lenguaje inclusivo. «Cuanto te metes en política semeja que lo más grave es que no afirmamos ‘amigos’ y ‘amigas’, ‘presidentes’ y ‘presidentas’, mas no lo es por el hecho de que no representa a la calle», ha argumentado.

«Lo que no nos puede acontecer es que haya pasado de ser la lucha de las mujeres y los hombres a una fase en la que sea la división de las mujeres por motivos políticos. Yo no deseo estar enfrentada con otras mujeres por el hecho de que tengan otra ideología, no deseo que me echen del 8M pues tenga otra ideología política pues defiendo los derechos de la mujer. Soy una de las favorecidas de los derechos de la mujer«, ha remarcado.

Villacís, que sabe «lo que es pasar de 120km/h para salir de un comité de dirección para llegar a una función de Navidad o bien ponerte a hacer unas alas de cisne a la 1 de la mañana», asimismo sabe «lo que es no disculparse cosas«.

«Asimismo sé lo que es estar encinta y decir ‘no voy a acceder al puesto y me tocaba ahora'», ha añadido. O bien «competir con el presencialismo. Sé lo que es haber hecho más trabajo y ser siendo consciente de ello, haber alcanzado los objetivos y llevar mejor a mi equipo (en la compañía privada) y tener a un tipo que se quedaba hasta las diez de la noche. Con eso era muy complicado competir», ha lamentado.

«Jamás viene bien quedarse embarazadas»

Unido a que muchas mujeres de su ambiente «están congelando óvulos pues no pueden ser madres ahora por el hecho de que jamás viene bien quedarse embarazadas», para rememorar que España es el tercer país del planeta, el primero de Europa, en fecundación asistida.

«Si hemos superado la era industrial, si estamos entrado en la era de la robotización, en la que poco a poco más puestos van a verse reemplazados por robots. ¿Por qué razón no somos más esenciales las mujeres en una era donde las cualidades humanas, la sensibilidad y empatía, van a ser más esenciales por el hecho de que es lo único que no es intercambiable?», se ha preguntado la vicealcaldesa.