Por MDO/E.P.

En la manifestación del Día del Trabajador convocada por UGT y CC.OO, la secretaria general de UGT-la capital española, Marina Prieto, ha querido festejar los 3 pactos en el marco de diálogo social entre aquéllos que se hallan «avanzar en derechos, unas mejores condiciones de trabajo y que se pueda tener una vida digna».

Así, UGT la villa de Madrid demanda un incremento de sueldos para los trabajadores de la zona, al paso que reclama que la clase trabajadora «no pierda el poder adquisitivo».

Además, Prieto ha criticado al Gobierno regional por tener una Comunidad «formidablemente dispar» en los aspectos sociales y territoriales. En este marco, ha anunciado que entre las soluciones para progresar esta situación se hallan «acrecentar sueldos», que la clase trabajadora «no pierda el poder adquisitivo», que la bajada de impuestos «lo único que hace es estropear los servicios públicos y desvalorizar la cantidad de exactamente los mismos», y la necesidad de contener los costos a fin de que los usuarios «tengan capacidad de adquiere que es lo que verdaderamente hace que genere riqueza y bolsa de trabajo».

Para hacer estas reivindicaciones, ha pedido a la Comunidad de la capital española que convoque una mesa de diálogo social a fin de que, al lado de los agentes sociales, puedan «abordar políticas activas de empleo para los colectivos peor ubicados y con una mayor vulnerabilidad», refiriéndose a las mujeres y a los jóvenes.

Al hilo de las reivindicaciones, Prieto ha añadido la necesidad de suprimir la siniestralidad laboral que hace que «día tras día muchos de los trabajadores padezcan accidentes mortales y tengan graves secuelas».

Además, ha demandado que el «fraude» a la ciudadanía tenga responsabilidades políticas. «No es posible que haya una investigación transparente en todos y cada uno de los contratos de adjudicación y que haya habido comisiones millonarias y eso no tenga responsabilidades políticas», ha explicado en referencia a los contratos de las mascarillas.

Asimismo, ha recordado «el valor» en el trabajo de las mujeres donde «a diario deben hacer una doble, triple y cuatriple jornada de trabajo». Finalmente, ha querido solidarizarse con los trabajadores ucranianos que están «padeciendo una situación horrible por la insensatez de un impresentable».

Contra «la cultura del pelotazo»

La secretaria general de CCOO la capital de España, Paloma López, ha sobre aviso al Municipio de la capital española y a la Comunidad de la capital de España de que combatirá el «modelo predador» y «la cultura del pelotazo» que tiene «semblante de comisionistas» en referencia al caso de las mascarillas. Así lo ha subrayado a lo largo de su participación en la manifestación del Día de los Trabajadores, donde ha reseñado que es un día «de reivindicaciones y de festejos».

La sindicalista ha querido lanzar un mensaje «claro» y «definitivo» al Consistorio y al Gobierno regional para advertir de que combatirán «el modelo predador que solo desea beneficios veloces con la cultura del pelotazo que tiene semblante de comisionistas».

Ante ello, Paloma López ha ofrecido una opción alternativa «clara, económica y social» al ser los trabajadores y trabajadoras los que producen la riqueza.

Convenios colectivos

CCOO y UGT han anunciado futuras movilizaciones si no se desbloquean las negociaciones para alterar los convenios colectivos para una nueva subida salarial.

En declaraciones a los medios ya antes de participar en la manifestación de este domingo 1 de mayo por el Día Internacional de los Trabajadores, los secretarios generales de las dos organizaciones sindicales, Unai Sueco (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT), han señalado los avances en materia laboral que se han producido en los últimos tiempos, mas han lamentado que las patronales no lleguen a un acuerdo con los sindicatos en torno a una nueva subida salarial.

«Como todo el planeta sabe, el Pacto de Negociación Colectivo (ANC) está bloqueado (…), si no se desbloquea, los sindicatos haremos un proceso de movilización creciente en torno a la negociación de los convenios colectivos», ha señalado el secretario general de CCOO, Unai Sueco.

Conforme ha indicado Sueco, la precedente crisis económica se saldó con unos niveles de corresponsabilidad entre el Gobierno y agentes sociales «sin precedentes en la historia de España», llegándose a subscribir 3 pactos sindicales.

No obstante, los sindicatos no van a «consentir» con la «actitud de sabotaje de las organizaciones empresariales a un pacto de negociación colectiva para subir los sueldos». «No puede que pretendan trasferir el aumento de los costos energéticos a los costos para la ciudadanía y la crisis la paguen los trabajadores», ha denunciado.

Tal como ha criticado, la «desigualdad», la «precariedad» y la «falta de esperanzas de una parte no menor de la población de España», como «el planeta rural» que queda «fuera de los cauces de modernización del país», «explican el apogeo de opciones de extrema derecha».

Por este motivo, ha llamado a «desenmascarar a aquellos que lanzan mensajes a los trabajadores y votan contra la subida del SMI, de la revalorización de las pensiones, de la reforma laboral», ha indicado en referencia a partidos como Vox, por lo que ha instado a «recobrar un contrato social para el siglo veintiuno» como «forma de contraponerse al neofascismo».

Por su lado, Pepe Álvarez (UGT) ha subrayado que este 1 de mayo es un día de «celebración» y de «orgullo», dado a los avances como la ‘Ley riders’, la ley del trabajo a distancia, los dos pactos subscritos en materia de pensiones o la reforma laboral. «Cambiamos la faz de los derechos de nuestros trabajadores, mas queda mucho por lograr».

En este sentido, se refiere a recobrar «derechos desde la perspectiva de la actualización de los despidos», ya que, conforme ha lamentado, «no se puede proseguir despidiendo por cualquier cosa», como a la tramitación de los despidos, a qué coste se despide a un trabajador o los sueldos de tramitación.

«Mas asimismo está presente sobre todo y de una forma muy singular, la salud y seguridad en el trabajo», ha añadido, recordando que en España, mueren dos personas al día por accidentes laborales. También, ha hecho referencia a los «peligros psicosociales» en el trabajo, un discute que se ha abierto en España en torno a la salud mental.

Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha acudido a la manifestación del 1 de mayo convocada por los sindicatos CCOO y UGT en la capital de España. En su intervención frente a los medios, la titular de Trabajo ha anunciado que en los próximos días se va a crear una comisión de especialistas para emprender «la gran reforma del derecho laboral de España, que como saben, es el Estatuto del Trabajo del siglo veintiuno».

En su intervención ya antes de la marcha, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha recordado que el Gobierno «ha mejorado la vida de los trabajadores, hemos subido el sueldo mínimo interprofesional un treinta y seis por ciento , hemos aprobado leyes de igualdad retributiva y la ley ‘rider’ para trabajadores frágiles».

«La precariedad tras la reforma laboral en este país se va a terminar, mas no nos conformamos, no nos quedamos acá, vamos a proseguirse caminando y vamos a proseguirse mejorando la vida de la gente», ha afirmado Díaz.

En el marco de ese avance, ha anunciado que «en estos días formaremos la comisión de especialistas para haceer la enorme reforma del derecho laboral de España, que como saben es el Estatuto del Trabajo del siglo veintiuno».

Lobezno

El secretario general del Partido Socialista de la capital española, Juan Lobezno, ha demandado a Isabel Díaz Ayuso «respeto» y «decencia» para los trabajadores, acusando a la presidente regional de no tratarles con dignidad. Así lo ha demandado a lo largo de su presencia en la manifestación en la capital española por el Día de los Trabajadores.

«la villa de Madrid es una zona acosada por la ofensa permanente de su presidente, que no trata con dignidad ni a sus ciudadanos ni a sus trabajadores», ha subrayado.

Lobezno ha agradecido la tarea de los empleados públicos al sacar a la zona de la pandemia y se ha querido sumar a las reivindicaciones para proteger la dignidad del empleo.