Por MDO/E.P.

El Pleno del Municipio de la capital de España ha condenado unánimemente de los 5 conjuntos con representación en Cibeles – Partido Popular, Cs, Más la capital de España, Partido Socialista Obrero Español y Vox – los altercados sucedidos en la Puerta del Sol el pasado diecisiete de febrero tras la manifestación contra la entrada en cárcel del rapero Pablo Hasel.

Así, se ha dado el visto bueno a esta propuesta, presentada por Partido Popular y Cs, para condenar de forma firme los altercados ocasionados «por los violentos» en la manifestación, «como de cualquier manifestación que los secunde o bien trate de justificar».

Además de esto, han trasladado «su confianza absoluta en el Estado de Derecho y en la calidad democrática del país, representados en las instituciones y leyes y, en grado último, por la Constitución De España, garante de todas y cada una de las precedentes».

Por su lado, el conjunto político Vox ha presentado otra petición de emergencia en exactamente el mismo sentido. Partido Socialista y Más la capital de España han votado contra su totalidad, al paso que Partido Popular y Cs han dado el visto bueno a todos y cada uno de los puntos salvo a uno de ellos, en el que se proponía instar a la Delegación de Gobierno «a prohibir manifestaciones o bien concentraciones que tengan por objeto encomiar a personas que hayan sido condenadas«.

Además de esto, han logrado los apoyos precisos a fin de que el regidor, José Luis Martínez-Almeida, a instancias del Pleno, mande una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «a fin de que tome medidas con la intención de que no vuelva a reproducirse ningún género de manifestación de apoyo a este género de conductas totalitarias por la parte de sus asociados de gobierno».

Asimismo se ha «reprochado el comportamiento de enaltecimiento de la violencia efectuado por el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, con respecto a lo sucedido en la capital española» por estimular «este terrorismo callejero».

Los representantes de Más la capital de España en el Pleno asimismo ha logrado sacar adelante su petición de emergencia sobre estos altercados, a la que Partido Popular y Vox han mostrado su rechazo votando contra la totalidad. Ha contado con el apoyo de Partido Socialista Obrero Español y Cs, salvo uno de los puntos relacionado con la preparación de un protocolo de actuación que garantice una «actuación proporcionada de las fuerzas y cuerpos de seguridad en situaciones potencialmente peligrosas».

Exactamente la misma condena, diferente enfoque

Por la una parte de Vox, el portavoz del partido en el Municipio, Javier Ortega Smith ha planteado en el Pleno de Cibeles que los daños económicos de los altercados los paguen los violentos «y de forma solidaria quienes les han alentado». «La izquierda y la extrema izquierda piensan que la violencia es un arma lícita en política. Cuando no lo logran por los votos se conquista a golpes, pedradas o bien tiros», ha llegado a declarar el edil de Vox, que se ha referido hasta a conjuntos «terroristas marxistas-leninistas», ha constatado.

La encargada de Seguridad y Urgencias del Municipio de la capital española, Inmaculada Sanz, se ha dirigido de manera directa a Más la capital de España para preguntarle «cuál es la proporcionalidad» que le agradaría que empleara la Policía, «¿Que se dejasen abrir la cabeza? Supongo que es la proporcionalidad que a les agradaría«, ha lanzado.

Por su parte, el concejal de Más la villa de Madrid, Nacho Murgui, ha condenado toda violencia política o bien «cualquier acción de fuerza que impida el ejercicio de los derechos civiles y democráticos», para poner de relieve otras violencias estructurales o bien rutinarias, como la carencia de suministros en la Cañada Real o bien tener que recurrir a los contenedores no como barricadas sino más bien como única vía para llevarse una comida al día.

Para la vicealcaldesa de la capital española, Begoña Villacís, «Hasel es una disculpa más para reventar la urbe, es una disculpa para introducir la violencia en la sociedad, a fin de que una parte del Gobierno de esta Nación, por vez primera en Democracia, incite la violencia», ha subrayado.