El año dos mil veinte se comienza con subidas en los billetes de tren, las autopistas de peaje, salvo las salvadas, y las comisiones de múltiples bancos, al paso que volverá a encarecerse el costo de la residencia y el levanta del IBI no superará el cinco por ciento, al paso que bajará el gas natural en una media del cuatro por ciento y se sostendrán las tasas aeroportuarias.

Estas alteraciones van acompañadas del mantenimiento de las pensiones, el SMI y el sueldo de los empleados públicos, conforme ha decidido el Gobierno en funciones a la espera de la investidura y de formar un nuevo Ejecutivo con plenas funciones.

Una vez se conforme un nuevo Gobierno, el sueldo de los funcionarios va a subir un dos por ciento, a lo que se va a poder sumar otro 0,3 por ciento por fondos adicionales; al paso que las pensiones se valorizarán un 0,9 por ciento y las pensiones mínimas un tres por ciento, al lado de un nuevo levanta del SMI todavía por determinar.

Suben los trenes y los peajes de las autopistas, salvo las salvadas

En lo que se refiere a las tarifas de tren, Renfe va a subir el coste de los billetes de sus trenes en dos mil veinte, de manera que el del AVE y Larga Distancia se va a encarecer un uno con diez por ciento, la primera subida en 3 años, y los de Cercanías y regionales se acrecentarán un 1 por ciento, el primer incremento desde dos mil quince.

De su lado, el servicio de Media Distancia, los trenes de recorridos regionales, va a subir asimismo un 1 por ciento para el caso de los que circulan por líneas usuales. Los Avant, los que circulan por líneas AVE, el billete fácil va a subir un uno con dos por ciento, aunque los ‘bonos multiviaje’ se sostendrán sin alteración.

Por su lado, en los trenes que circulan por vías angostas del Norte del país, los de la extinta Feve, la subida de billetes para dos mil veinte va a ser del uno con uno por ciento. En lo que se refiere a las autopistas, el costo medio del peaje de las autopistas que conforman la red estatal va a subir un 0,84 por ciento desde el próximo 1 de enero de dos mil veinte.

La subida se va a aplicar en todas y cada una de las autopistas dependientes de la Administración General del Estado, salvo en las 9 que fueron ‘rescatadas’ por el Estado al quebrar a lo largo de la crisis y que en la actualidad administra el Ministerio de Promuevo.

Las tasas aeroportuarias bajan un uno con cuatro por ciento y rebaja en senda

Las tasas aeroportuarias de Aena aplicables bajarán un uno con cuatro por ciento desde marzo de dos mil veinte, conforme ha comunicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) para dos mil diecisiete-dos mil veintiuno, marco regulativo que fija la ruta tarifaria, contempla una rebaja del once por ciento en las tasas de Aena y garantiza que no van a poder subirse hasta dos mil veinticinco abriendo la puerta, en cualquier caso, a nuevas bajadas.

A ello se agrega, la rebaja de en torno al doce por ciento en las tasas de navegación aérea en dos mil diecinueve, recogida en el ‘Plan Vuelo 2020’ de Enaire. Esta medida, tras la reducción del doce por ciento aplicada en dos mil diecinueve y el tres por ciento en dos mil dieciocho, compensará el aumento del tráfico aéreo superior al previsto.

Por otra parte, se sostiene la subvención del costo de los billetes de transporte aéreo y marítimo de los residentes en territorios no peninsulares en el setenta y cinco por ciento.

Bancos

Por su lado, múltiples entidades de finanzas han adelantado ya un incremento de las comisiones a los clientes del servicio para el nuevo ejercicio, de manera que se endurecerán las condiciones a los clientes del servicio que abran una cuenta gratis.

Concretamente, Santander va a cobrar a los clientes del servicio por sus cuentas uno con dos,3 y va a cobrar 9 euros mensuales por la cuenta Día a Día; Banco Bilbao Vizcaya Argentaria elevará las comisiones de mantenimiento de sesenta a cien euros por año, salvo en los casos de un ingreso periódico mensual de por lo menos seiscientos euros y tener 5 recibos domiciliados. Por su lado, Sabadell y Bankia asimismo han cambiado su programa de exención de comisiones para vincular más a los clientes del servicio.

En lo que se refiere al Euríbor, este situó su media en el último mes del año en el -0,266 por ciento y los especialistas piensan que proseguirá en ‘rojo’ durante todo dos mil veinte al haberse distanciado las esperanzas de una rápida subida de tipos por la parte del BCE. Esto va a suponer que las hipotecas a tipo variable proseguirán en niveles bajísimos, aunque las entidades ya se han protegido incrementando la contratación de hipotecas a tipo fijo.

Telefonía: se sostiene

Con respecto a las telecomunicaciones, este año las operadoras no han anunciado subidas para principios de año, si bien ciertas ya acometieron subidas en dos mil diecinueve, que podrían repetirse en los próximos meses.

De entrada los primordiales operadores (Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil) sostendrán los costos de la cuota de línea el nuevo año.

Energía y gas

En el caso de la luz, la parte regulada del recibo (que representa en torno al cuarenta y uno por ciento de la factura) se prorrogará para dos mil veinte por sexto año sucesivo, de tal modo que la evolución de la factura va a depender del comportamiento del mercado mayorista, conocido como ‘pool’, que afecta a algo más de una tercera parte del recibo.

Sin embargo, puesto que las competencias de peaje al transporte y la distribución de electricidad se han transferido a Competencia, estos podrían bajar de media un cinco,6 por ciento, dependiendo del proyecto de circular por el que se establece la metodología de cálculo, lo que tendría una influencia a la baja en el recibo de la luz.

Asimismo se sostendrá el veinticinco por ciento del recibo pertinente al Impuesto sobre el Valor Añadido y al Impuesto de Electricidad, aunque el treinta y cinco por ciento sobrante relativo al consumo va a depender de la evolución de los costes del ‘pool’, que en el último mes del año han ido a la baja.

Con el nuevo año, va a entrar en vigor la modificación del sistema de fijación de costos en la nueva tarifa de la luz, que cambiarán dependiendo de la hora, conforme el día de semana y en dependencia de la localización geográfica.

Mientras que, la Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural bajará desde el próximo 1 de enero un cuatro por ciento de media en comparación con último trimestre del actual año, reanudando de esta manera los descensos tras continuar los 2 últimos trimestres de este dos mil dieciocho congelada.

Por su lado, el coste de la bombona de butano se ubica en doce,74 euros, tras haber subido un cuatro,86 por ciento en el mes de noviembre, con lo que va a haber que aguardar a mediados de mes para poder ver si se vuelve a encarecer.

Nuevos impuestos y residencia

En el capítulo de impuestos, el nuevo Gobierno podría reanudar ciertas medidas acordadas para los errados Presupuestos de dos mil diecinueve, como un incremento del IRPF para las rentas altísimas y una tributación mínima de un quince por ciento en Sociedades, como un levanta del 1 por ciento en Patrimonio para fortunas de más de diez millones.

Además, podría recobrarse la idea de bajar del diez por ciento al cuatro por ciento el Impuesto sobre el Valor Añadido de los productos de higiene femenina y del veintiuno por ciento al diez por ciento el de servicios veterinarios, y asimismo están pendientes el nuevo impuesto a los servicios digitales (‘Tasa Google’) y la creación del impuesto sobre transacciones financieras (‘Tasa Tobin’), como el nuevo impuesto al diésel para compararlo al de la gasolina y otros tributos ‘verdes’.

En materia de residencia, las previsiones de los primordiales portales y agentes inmobiliarios apuntan a un levanta de los costos tanto en la adquisición como en alquiler.

Fotocasa cifra el incremento en el tres por ciento, Moody’s en el cinco,5 por ciento y Servihabitat lo ubica en el cuatro,8 por ciento, con un levanta en compraventas del cuatro por ciento. Pisos.com calcula que el costo de adquirir una residencia va a ser entre un dos por ciento y un cuatro por ciento mayor, y el del alquiler entre un cuatro por ciento y un seis por ciento más alto.

Además de esto, el Gobierno ha aprobado los factores de actualización de los valores catastrales para dos mil veinte, que implicará a mil noventa y dos ayuntamientos, lo que va a tener efectos en el Impuesto sobre Recursos Inmuebles (IBI).

La actualización da como resultado unas subidas y bajadas medias globales que alcanzan el tres por ciento, aunque el aumento máximo no supera el cinco ciento.