Por MDO/E.P.

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de la capital de España (Amyts) y el sindicato de enfermería Satse han señalado que «nada ha alterado» en lo que se refiere a atención primaria y rastreadores respecto por semana ya antes de pasar a fase 1.

Conforme el secretario general de Amyts, Julián Ezquerra, «la capital de España pasa a la fase 2 en exactamente las mismas circunstancias que se pasó a la fase 1, curiosamente una semana ya antes de pasar a la fase 1 no se reunían los requisitos demandados a nivel de atención primaria y de contratación de rastreadores y lo que no calidad una semana sí calidad la próxima por el hecho de que únicamente se habían medido razones de clase económico, social y política».

«Ahora pasa lo mismo, pasaremos a la fase dos en exactamente las mismas circunstancias que estábamos cuando no se nos dejó pasar a la fase 1: la atención primaria prosigue sin los refuerzos, se están ofreciendo a los médicos que acaban la especialidad unos contratos que son precarios, unos contratos de refuerzo de área sin una plaza fija a la que estén vinculada, y proseguimos sin ningún rastro de los rastreadores, valga la redundancia».

A juicio de Ezquerra, se pasa de fase pues «los centros de salud están ya en una situación muy admisible», puesto que en lo relativo a las UCI cuentan con «muchas libres» y «no es inconveniente en consecuencia la atención hospitalaria».

No obstante, a su juicio, «el cumplir o bien no cumplir con los criterios de atención primaria se ha dejado a un lado», puesto que «los contratos prosiguen faltando, no hay suficiente personal, y lo que está primando es ya el interés social y económico, por el hecho de que lo que se prevé ahora es una enorme crisis económica y lo que buscarán es salvar esa situación más que la sanitaria», que, conforme ha apuntado, las autoridades dan por «salvada».

Por su lado, Satse ha señalado que «nada ha alterado» y, tras rememorar que denunció que la situación sanitaria recomendaba incorporar muchas mejoras para poder pasar de la fase 0 a la 1, ha asegurado que desde ese momento «no se ha hecho nada».

«Hoy, treinta dispositivos asistenciales de Primaria prosiguen cerrados, las consultas presenciales prosiguen siendo escasas en tanto que los centros de salud prosiguen sin desarrollar una asistencia normalizada, las contrataciones prometidas no se han efectuado y de los conocidos ‘rastreadores’ absolutamente nadie sabe nada», ha indicado la organización sindical.

Además, ha subrayado que «hay más de cien centros de salud que no cumplen con las recomendaciones de sostener distinguidas zonas limpias de Covid con zonas Covid puesto que la infraestructura de estos, lo imposibilita», y ha advertido de que «en estos centros de salud los pacientes con Covid positivo o bien con presunción de tenerlo se mezclarán con pacientes sin Covid».

«Sobre los anunciados refuerzos de Primaria, se pasó de cuatrocientos posibles contrataciones de enfermeras y enfermeros a que serían doscientos ochenta. La realidad es que no se ha contratado a absolutamente nadie para fortalecer los centros de salud en tanto que lo que se ha hecho es renovar contratos o bien ofrecérselos a profesionales que trabajaban en este campo asistencial, muchos de los cuáles los han rechazado puesto que las enfermeras prefieren admitir contratos de más larga duración en provincias lindantes a la capital española», ha agregado.

En lo que se refiere a «los conocidos rastreadores», ha indicado que solo se han contratado quince, cuando conforme sus cálculos son precisos más de mil para comparar la situación de la capital española a la de países del ambiente.

Para Satse, «la realidad que se percibe en la sanidad madrileña es que al Gobierno lo que le importa es pasar de fase, solamente».

Apertura de SUAP y centros de salud

Desde Unión General de Trabajadores han instado al Gobierno regional «a que finiquite de una vez por siempre las contrataciones pendientes, tanto en atención primaria como de rastreadores, como la apertura inmediata de todos y cada uno de los centros cerrados, tanto de Emergencias (SUAP), como centros de salud puesto que muchos de ellos y con el incremento de la movilidad de los ciudadanos se harán indispensables por la ubicación que tienen».

«El paso a la fase 2, si, como semeja, se marchan cumpliendo los factores que solicitan las autoridades sanitarias, nos semeja una genial nueva para todos, para toda la sociedad, mas como siempre y en todo momento solicitamos máxima cautela y ningún género de precipitación ni por la parte de las administraciones sanitarias, ni por la parte de los ciudadanos», ha manifestado el secretario general de la sección de Sanidad de Unión General de Trabajadores la villa de Madrid, Julián Ordóñez.

«Nos jugamos mucho, no cometamos ninguna imprudencia y prosigamos todas y cada una de las indicaciones de especialistas y autoridades a fin de que nuestro sistema sanitario no deba verse forzado a aguantar las consecuencias que se pueden generar si esto no es de esta manera», ha agregado.