Por MDO/E.P.

El Ministerio de Sanidad ha reconocido que hay una «posibilidad real» de que la variación británica provoque que el Covid-diecinueve sea más grave y también, aun, más mortal. De esta forma se desprende de la ‘Actualización de la situación epidemiológica de la variación B.1.1.7 de SARS-CoV-dos y otras variaciones de interés‘, publicada este viernes por el departamento de Carolina Darias.

Hasta la data se han notificado en España más de cuatrocientos casos confirmados de esta variación en catorce comunidades autónomas: la villa de Madrid, Andalucía, Cantabria, Baleares, Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Castilla-La Mácula, Castilla y León, País Vasco, Galicia, Extremadura, Navarra y Cataluña. Además de esto, se están examinando muestras de otros casos sospechosos en el Centro Nacional de Microbiología y los laboratorios designados de las comunidades autónomas.

Conforme los estudios efectuados, la variación está asociada a una mayor capacidad del virus para trasmitirse lo que puede asociarse a mayor incidencia de la enfermedad en los lugares donde circule extensamente y no se apliquen rigurosamente las medidas de prevención de la infección esta posibilidad se puede acrecentar progresivamente si la variación va acrecentando su prevalencia en los diferentes territorios.

«Además de esto hay una posibilidad real de que pueda estar relacionada con mayor gravedad y mayor letalidad», apunta Sanidad en el documento, en el que se resalta que «el peligro de que se genere un incremento progresivo en las hospitalizaciones asociado a la circulación cada vez mayor de la variación es en consecuencia elevado, tanto por el incremento de la incidencia como por el incremento de la gravedad».

Ahora existen patentizas de que B1.1.1.7 no afecta a la capacidad de neutralización de los anticuerpos en personas inmunizadas con pautas vacunación completas, con lo que probablemente se sostengan las eficacias estimadas de las distintas vacunas hoy día libres.

Además, Sanidad ha recordado que la variación, que se halla presente en España, y en ciertos lugares donde se han efectuado estimaciones de incidencia, está incrementando velozmente, y su presencia puede condicionar un incremento de la incidencia y probablemente la tasa de hospitalización y la letalidad en las próximas semanas.

La vacuna de AstraZeneca no se va a poner a mayores de cincuenta y cinco

La Comisión de Salud Pública, siguiendo la evidencia a nivel científico, ha aprobado este viernes fijar en los cincuenta y cinco años la edad máxima de las personas que van a recibir las dosis de la vacuna contra la Covid-diecinueve de AstraZeneca y la Universidad de Oxford en España.

Las primeras dosis de la vacuna van a llegar este fin de semana a las instalaciones logísticas de la compañía en este país para proceder al reparto establecido en el plenario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. La llegada de las vacunas a España se genera tras su reciente autorización de comercialización para adultos mayores de dieciocho años por parte Agencia Europea del Fármaco (EMA) y la aprobación de la Comisión Europea.

La Agencia De España de Fármacos y Productos Sanitarios (AEMPS) es la responsable de la distribución de las vacunas recibidas desde el punto de entrega hasta los puntos designados por las Comunidades y Urbes Autónomas. Como ha quedado definido asimismo esta semana, con la vacuna de AstraZeneca se comenzará a vacunar a los profesionales y trabajadores sanitarios y sociosanitarios en activo no incluidos anteriormente en los conjuntos dos y tres. De igual modo, se ha aprobado que el intervalo recomendado en la administración de AstraZeneca sea de diez a doce semanas entre las dos dosis.