La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha confirmado que la Comisión de Salud Pública va a abordar en su asamblea de este jueves la ampliación de la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a las personas mayores que viven en viviendas, tal como han venido demandando las comunidades autónomas desde hace semanas.

La Comisión de Salud Pública podría tomar ya la resolución de inyectar una dosis auxiliar de la vacuna contra el coronavirus a los residentes de los centros de mayores. En el caso de dar el visto bueno al tercer pinchazo, la Comisión deberá aclarar si la tercera dosis se inocula inmediatamente o bien se compasa con la vacuna de la gripe.

Preguntada a este respecto, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha dicho que las comunidades y el Ministerio «no afirman lo que debe hacer la Comunicación, sino estamos a las propuestas de los especialistas para seguir con la plan de actuación de la estrategia de vacunación«. La Comunicación de Vacunas se reune cada semana para hacer aportaciones que son valoradas por la Comisión de Salud Pública, y una posibilidad que se estudia «es que la vacunación a personas mayores en viviendas se compagine con la de la gripe».

La mayoría de comunidades habían elevado la presión sobre el Ministerio de Sanidad para aprobar la tercera dosis para los mayores en viviendas, una resolución que afecta a cerca de cuatrocientos personas.

Aparte de este colectivo, se aprobaría el tercer pinchazo para otras personas del conjunto siete de la estrategia de vacunación: personas en hemodiálisis o bien diálisis peritoneal, en tratamiento por un cáncer, mayores de cuarenta años con Síndrome de Down, personas que sufren una enfermedad oncohematológica, un cáncer de órgano sólido en tratamiento con quimioterapia o bien de pulmón en tratamiento con quimioterapia o bien inmunoterapia, personas con infección por SIDA y con fibrosis quística.

Va a haber que aguardar a la resolución de la Comisión de Salud Pública, que va a llegar una semana una vez que se acreditase la tercera dosis a personas inmunodeprimidas, entre aquéllos que se hallan pacientes trasplantados, ciertos pacientes oncológicos y enfermos de esclerósis múltiple.