Por MDO/E.P.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de la capital de España, Enrique Ruiz Escudero, ha indicado este lunes que su departamento determinó que «no había posibilidad de control» en la convocatoria de la marcha negacionista puesto que estimaron que «las medidas correctoras y de prevención propuestas por la organización» podían resultar «deficientes».

«Tal como lo habían propuesto los organizadores, advertíamos que no había posibilidad de control, que eran muchas horas, además de esto con pocas opciones de control de esas mascarillas, como de este modo fue, de los participantes de la manifestación, y desde entonces que nuestro informe fue desfavorable a la celebración y de esta manera se lo transmitimos a la Delegación de Gobierno«, ha manifestado Escudero en una entrevista en ‘Telemadrid’. «No sé si pudo eludir que se generase», ha agregado, comprobando que afecta al derecho esencial de manifestación.

También, ha señalado que sí tiene constancia de que ha habido más de doscientos sanciones y que «es muy mal ejemplo para el resto de los ciudadanos que se puedan efectuar manifestaciones con ese contenido» y, «sobre todo», en esta situación.

El informe de la Consejería, firmado por la directiva general de Salud Pública, Elena Andradas, apunta que «valorada la propuesta de los organizadores cuando el acontecimiento plantea una concentración de personas de cinco horas de duración entre las diecisiete horas y las veintidos horas, en vía pública, con un número de asistentes sin determinar, y en movimiento, suponen un incremento exponencial del peligro de contagio entre los asistentes«.

«Por esta razón, teniendo presente la situación epidemiológica en la que se halla la Comunidad de la capital española, con una tendencia creciente y progresiva de casos positivos con el correlativo incremento de la tasa de incidencia amontonada en los últimos días, debe evitarse la celebración de acontecimientos que comporten un gran número de participantes para eludir la expansión incontrolada de esta enfermedad y resguardar de esta forma a la población», señala el documento.