Sánchez enfría un posible toque de queda a nivel nacional y solicita a la capital española que se aclare

Sánchez enfría un posible toque de queda a nivel nacional y solicita a la capital española que se aclare

Por MDO/E.P.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes desde Roma que la Comunidad de la capital de España debe aclarar primero si pide o bien no el establecimiento de toques de queda para reducir la movilidad en la lucha contra el coronavirus, y después, debe discutir esta medida con las Comunidades Autónomas dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Así, el jefe del Ejecutivo ha enfriado la posibilidad de arrancar por el momento esta medida a nivel nacional que, conforme ha explicado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, requeriría necesariamente la declaración del estado de alarma.

«Lo primero y más esencial es saber precisamente si la Comunidad oficialmente nos pide el toque de queda o bien no. Hasta el momento lo que sabemos es que ha habido declaraciones del consejero de Sanidad», ha afirmado Sánchez, con relación a la posibilidad que ha planteado el consejero madrileño Enrique Ruiz Escudero en el desayuno asociado-sanitario organizado por Europa Press.

Al respecto, Sánchez ha señalado que aguardan que la Comunidad detalle su propuesta en la asamblea del Conjunto COVID entre el Gobierno regional y el Ministerio de Sanidad, para poder después tratar el tema en el plenario del CISNS con el resto de Comunidades que va a tener sitio el jueves.

Lo que sí ha garantizado a lo largo de su intervención es que cualquier Comunidad contará «siempre y en toda circunstancia» con el apoyo «total y absoluto» del Gobierno para desarrollar sus medidas contra el virus. Igualmente, ha concretado, «creo que asimismo es esencial saber cuál es la opinión de las y las propuestas que hacen en resto de territorios. Lo que sí digo es que todos los territorios contarán con el apoyo del gobierno», ha enfatizado.

El nuevo sistema de fases

Por otra parte, el presidente ha avanzado que el jueves próximo las Comunidades y el Gobierno den vía libre en el CISNS al nuevo sistema de fases y semáforos para aplicar en todos y cada territorio determinadas «recomendaciones» contra el virus, dependiendo de la situación epidemiológica que tengan.

«Muy seguramente el jueves vayamos a tener un nuevo pacto entre el Gobierno y las Comunidades con respecto a diferentes fases en función de cuál sea la situación en los territorios y las recomendaciones que se deben arrancar», ha asegurado.

A juicio de Sánchez, esto prueba que se da una «contestación homogénea» para doblegar la curva en España. «El Gobierno de España está tomando medidas a nivel nacional mas en contraste a lo que ocurrió en la primera ola, en esta segunda ola se está fortaleciendo más si cabe los mecanismos de cogobernanza«, ha explicado.

Administración de Italia en su segunda ola de coronavirus

Por su lado, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha explicado que, en esta segunda ola, en Italia se ha construido un marco general con medidas aplicables a todo el país y que, sobre ellas, las «medidas más restrictivas deben ser territoriales, tomadas con los presidentes de las zonas pues hay situaciones territoriales realmente preocupantes». En cualquier caso, ha apostado por el diálogo incesante del Ministerio de Sanidad con las zonas.

El ministro ha subrayado que tuvo claros sus «límites, los límites del humano» frente a un reto como este. A su juicio, lo esencial es centrarse, sostener la «lucidez» y proseguir «una visión estratégica para no cometer el fallo de mudar de idea diariamente» en función de los resultados de las encuestas.

Ahora, ha constatado que Italia puede hacer hasta ciento cincuenta pruebas PCR cada día y reparte día a día veinte millones de mascarillas, ciertas de ellas gratis, como son las que se distribuyen a residencias de jubilados y policías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *