Por MDO/E.P.

La Municipio de la villa de Madrid ha restaurado el monumento llamado ‘Paloma de la paz’, situado desde mil novecientos ochenta y ocho en la plaza de la Paz, uno de los puntos más en el centro del parque Enrique Tierno Galván.

A raíz de la vandalización del mosaico de piezas irregulares de mármol de diferentes colores que rodea a la estatua, el monumento se hallaba en un grave estado de deterioro. Además de esto, presentaba multitud de grafitis y suciedad.

Con objeto de arreglar los daños y devolver al monumento a un estado inmejorable, las actuaciones sobre la estatua han consistido en repasos y pequeños sellados con mortero de restauración a base de cal y, más tarde, la utilización de un hidrofugante.

Para la reconstrucción de los mosaicos se han usado múltiples géneros de mármoles afines tanto en color como en veteado. Las zonas dañadas se han saneado picando morteros y retirando piezas. Además de esto, se han eliminado los musgos y líquenes con productos biocidas.

Otra de las zonas objeto de actuación han sido los graderíos, en los que se ha eliminado la suciedad y se han retirado los grafitis con la ayuda de proyección de agua a baja presión. Asimismo se han limpiado los solados y las pintadas y se ha puesto un nuevo desagüe en la base de la estatua.

La plaza de la Paz es un monumento conmemorativo encabezado en el centro por una estatua semiabstracta de mármol pulimentado que representa a la paloma de la paz. Esta aparece rodeada por una suerte de pirámide truncada escalonada.