Vivimos en una época en la que la sociedad ha promulgado la actividad constante, siempre debemos estar haciendo algo, ya sea en el ámbito laboral, social o con nuestros propios proyectos. Pero lo realmente cierto es que para poder rendir en esos otros campos de nuestra vida, y mayormente por motivos de salud, es necesario descansar de forma completa. No conseguir dormir como recomiendan los expertos, puede deberse a diferentes factores, por ello a continuación vamos a repasar una serie de consejos que pueden ayudarnos a comenzar a descansar de verdad.

Cambiar el colchón es el primer paso para empezar a descansar correctamente

Para disponer de una buena salud, necesitamos entre 7 y 8 horas de sueño diario. Todo lo que altere ese ritmo puede perjudicar a la larga gravemente nuestra salud y nuestro rendimiento laboral y social. Las excusas sobre el precio y la calidad quedan actualmente atrás, ya que ahora es posible comprar colchones baratos Madrid de forma sencilla gracias a la variedad de productos y a los avances tecnológicos. ¿Cuáles son las ventajas de cambiar un colchón que nos hace descansar peor?

La primera reside en lo muscular, si cuando nos despertamos sentimos que tenemos dolores musculares, ya sea en las cervicales, así como en la cadera o las piernas, seguramente se deba a la calidad del colchón o al propio deterioro del mismo. Es habitual que las malas posiciones en las que dormimos vengan precipitadas por culpa de la incomodidad para adaptar las posturas más convencionales. Para determinar cómo debe ser nuestro colchón también es necesario prestar atención a las condiciones fisiológicas, ya que nuestro peso estará relacionado directamente con la densidad, firmeza y dureza necesarias para acomodar nuestro cuerpo para su descanso. Tan malo será recurrir a un colchón excesivamente duro si pesamos poco, que adquirir un colchón que se deforme y provoque contracturas debido a los puntos de presión.

Otra de las cosas que provoca el hecho de tener que cambiar al colchón ideal, tiene que ver con la alimentación. Según diversos estudios, dormir menos de 5 horas contribuye a segregar menos leptina, una hormona que contribuye a sentirnos saciados, y por tanto, evita que tengamos un hambre desproporcionada.

Consejos para mejorar el sueño

Una vez tenemos clara la importancia que tiene el colchón en la calidad de descanso y sueño de las personas, es necesario mencionar todos aquellos factores condicionantes que pueden mejorar e incrementar las horas que dedicamos al descanso. 

Se tratan de 4 consejos:

  1. Crea una regularidad horaria: las personas necesitamos unos protocolos de actuación a los que nuestro cuerpo se acostumbra cuando llevamos cierto tiempo practicando los mismos. Por eso es esencial mantener un horario en el que aproximadamente consigamos dormirnos a la misma hora, pero también despertarse a una hora similar. Si sabemos, que más o menos, tardamos un determinado tiempo en conciliar el sueño, la respuesta debe ser irse a la cama un poco antes de esa franja horaria.
  2. Evitar siestas a ciertas horas: pasadas las tres de la tarde nadie debería dormir una siesta. Aparte de que lo mejor no sería superar los 20 minutos de descanso.
  3. Ejercicio sí, pero en su momento: practicar ejercicio de forma regular es muy positivo para mejorar la calidad del sueño, pero cuidado con practicar dos o tres horas antes de dormir, ya que la actividad física puede llegar a despertarnos, tanto como el café.
  4. Abandona la comida abundante por la noche: si comemos demasiado, el cuerpo puede necesitar concentrar mucha energía para una digestión que puede complicarse. Si comemos ligero, o mucho antes de la hora ir a dormir, descansaremos mucho mejor.
  5. Crea rutinas de relax antes de dormir: leer o escuchar música relajante, podemos acondicionar el cuerpo para crear momentos relajantes y que nuestra mente lo pueda asociar al descanso.
  6. Crear un ambiente de descanso: reduce la luz todo lo que puedas, ya que crear un espacio cómodo y seguro es esencial para transmitir la calma y relajación que el descanso necesita.