Por MDO/E.P.

El trayecto peatonal que conectará los 4 miradores de Puente de Vallecas (Cerro del Tío Pío, Azorín, Payaso Fofó y Entrevías) va a estar concluido ya antes de fin de año, ha avanzado este martes la encargada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero.

Lo ha manifestado tras recorrer las actuaciones que se están efectuando en las calles Cantalapiedra, Alcalá de Guadaira, María Teresa Robledo y Puerto de Costabona, en el distrito de Puente de Vallecas. La reurbanización de estas calles cuenta con un presupuesto de 1’8 millones de euros.

Una vez concluidas las obras, el distrito vallecano va a tener conectados sus miradores por medio de una trama urbana que va a poner en valor y va a dar unidad a los 4 entornos verdes con vistas privilegiadas de la urbe. «Vamos a conectar los 4 miradores desde los que se pueden ver las mejores vistas de la capital española, desde las Torres Kio al edificio de Telefónica o bien San Francisco el Grande», ha explicado García Romero, quien ha destacado la calidad del proyecto que va a ser alcanzable, sustentable y en el que se van a crear zonas estanciales.

De esta manera, la actuación proyectada tiene su comienzo en el parque del Cerro del Tío Pío y discurre por la calle Cantalapiedra hasta la avenida de la Albufera. Prosigue en el borde del parque Azorín y prosigue cara el sur por las calles Alcalá de Guadaira, María Teresa Robledo y Puerto de Costabona hasta la intersección con la calle Puerto del Milagro.

La rehabilitación de estas vías asimismo va a facilitar el acceso a los parques y otros equipamientos de cercanía como la biblioteca Portazgo y el mercado de Numancia, como a zonas deportivas, institutos, escuelas infantiles o bien la estación de Entrevías, primordial nodo de transporte público del distrito.

Nueva estructura de las calles

Para realizar el proceso de reurbanización de la zona se están ejecutando actuaciones que convertirán las calles tanto desde cierto punto de vista estructural, con la renovación, entre otras muchas, de la pavimentación en calzadas y aceras o bien la creación de nuevas zonas ajardinadas como en la calle Alcalá de Guadaira donde, además de esto, se producirá una plataforma única en el tramo central de la calle dando sitio a una zona más estancial coincidiendo con el emplazamiento de los únicos comercios de la calle.

Por su lado, en la calle Puerto de Costabona, está prevista la realización de una plataforma única en la zona que linda con el mirador de la Torre San José. En la calle María Teresa de Robledo se reducirá el ancho de calzada y en la zona más próxima a la Escuela Infantil Municipal El Caserío se convertirá un pequeño desnivel para situar un tobogán infantil sobre pavimento progresivo de caucho. Asimismo se pondrán bancos debajo de los árboles y en la zona estancial más distanciada de la escuela va a haber un banco corrido de hormigón.