Este miércoles entra en acción el R. D.-ley que prorroga hasta el treinta y uno de mayo los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y la prestación por cese de los autónomos tras su publicación el día de hoy en el Folleto Oficial del Estado (BOE). La extensión de los ERTE va a tener un costo próximo a los cinco mil millones y unos dos mil millones a la prórroga de la prestación de autónomos.

Como novedad, la nueva prórroga facilita los trámites para extenderlos en el tiempo, de manera que no se precisarán nuevas autorizaciones administrativas. Entre las medidas que se sostienen está la de las 3 modalidades de ERTE actuales: los destinadas a los campos ‘ultraprotegidos’ y a las compañías vinculadas a su cadena de valor; los ERTE de obstáculo de la actividad, y los ERTE de restricción, los 2 últimos concebidos para limitaciones administrativas temporales adoptadas como medida de freno a los contagios de Covid.

Asimismo se sostienen las exoneraciones en las cotizaciones sociales vinculadas a estas modalidades. De esta manera, en el caso de los ámbitos ‘ultraprotegidos’ y empresas de su cadena de valor, las exenciones van a ser del ochenta y cinco por ciento para empresas con menos de cincuenta trabajadores y del setenta y cinco por ciento para las que tienen más de cincuenta empleados, tanto para empleados reincorporados para suspendidos.

En los ERTE por obstáculo, a los que pueden acogerse empresas de cualquier ámbito o bien actividad, las exoneraciones van a ser del 1cero por ciento para empresas con menos de cincuenta trabajadores y del noventa por ciento para las que tengan más de cincuenta empleados en plantilla.

En los ERTE de restricción las exenciones van a ser decrecientes hasta mayo de dos mil veintiuno. Para empresas de menos de cincuenta trabajadores, estas van a ser del cien por ciento en el mes de febrero, del noventa por ciento en el tercer mes del año, del ochenta y cinco por ciento en el mes de abril y del ochenta por ciento en el mes de mayo. Para las que tengan más de cincuenta empleados, van a ser del noventa por ciento , del ochenta por ciento , del setenta y cinco por ciento y del setenta por ciento , respectivamente.

Criterios más desprendidos para los ‘ultraprotegidos’

En la nueva prórroga se usan criterios objetivos «más espléndidos» para determinar los ámbitos considerados como ‘ultraprotegidos’. Se han incluido en este listado aquellas empresas cuya CNAE entre finales de abril y finales de diciembre no han recuperado la actividad en porcentaje inferior al setenta por ciento y con un porcentaje de afiliados cubiertos por ERTE mayor del quince por ciento .

De la precedente lista de cuarenta y dos CNAE considerados ‘ultraprotegidos’ ahora entran 3 nuevos campos y salen otros 3; Se incorporan los cámpines y parking de caravanas, alquiler de medios de navegación, y actividades de mantenimiento físico y salen la fabricación de alfombras, estirado en frío y fabricación de instrumentos.

A estos cuarenta y dos hay que sumar las 5 actividades; restaurants y puestos de comidas; actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales; establecimientos de bebidas, y actividades de juegos de azar y apuestas (casinos, bingos, loterías y casas de apuestas).

Se sostienen los seis meses de mantenimiento del empleo

La prórroga sostiene el compromiso de mantenimiento del empleo en su actual redacción, o sea, del periodo de 6 meses de salvaguardia del empleo. Si la compañía estuviese perjudicada por un compromiso de mantenimiento del empleo precedente, el comienzo del nuevo periodo de 6 meses se generará cuando el precedente hubiese terminado. Esto implica que las compañías, una vez cumplidos los periodos de 6 meses de salvaguardia del empleo se comprometen a sostener la utilización a lo largo de otro nuevo periodo de 6 meses.

Además de esto, se sostiene la prohibición a las compañías que hagan ERTE de despedir, interrumpir contratos temporales, repartir dividendos y efectuar horas excepcionales y externalizar actividad.

Los trabajadores perjudicados por ERTE proseguirán teniendo acceso a la prestación sin periodo de falta, no les computará el periodo consumido hasta enero de dos mil veintidos y la prestación equivaldrá al setenta por ciento de la base reguladora. Se sostienen además de esto las ventajas aplicables a los trabajadores fijos intermitentes (incluyendo la prestación excepcional).

Extensión de las ayudas para autónomos

La regla sostiene las ayudas actuales para autónomos mas con modificaciones. Esta se proseguirá articulando en torno a 4 ayudas: la prestación por suspensión de actividad; la prestación compatible con la actividad cuando haya caída de ingresos; prestación excepcional para quienes no puedan acceder a las 2 ayudas precedentes, y prestación para autónomos de temporada.

Lo más importante de esta nueva extensión de las ayudas es que la prestación compatible con la actividad va a poder ser pedida por aquellos trabajadores cuya facturación en el primer semestre de dos mil veintiuno caiga el cincuenta por ciento (ya antes era el setenta y cinco por ciento ) frente al segundo semestre de dos mil diecinueve.

Además de esto, los artistas de espectáculos públicos van a poder proseguir percibiendo las posibilidades por desempleo en los términos actuales y las entidades de la Economía Social van a poder sostener sus asambleas por vía telemática y votar por escrito a lo largo del año dos mil veintiuno. La regla asimismo flexibiliza el requisito de no haber trabajado o bien no haber recibido atención educativa o bien formativa el día natural precedente a fin de que los jóvenes o bien menores extranjeros no acompañados puedan adscribirse al Sistema Nacional de Garantía Juvenil.