la villa de Madrid entra en la recta final para acoger la Cima de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que supone un reto sin precedentes para la seguridad y la movilidad en la capital. Se prevé una urbe «bloqueada», con Ifema blindado a 3 quilómetros a la redonda, cortes prácticamente permanentes en la Castellana y un extenso despliegue de Cuerpos de Seguridad en las calles. A pesar de ello, el comisario general de la Policía Municipal, Óskar de Santurrones, presagia «un éxito roundo en lo que a desarrollo se refiere». En una línea afín, el regidor, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que «vamos a superar con nota este reto esencial».

El primer edil ha explicado que las limitaciones para estacionar en el centro se van a aplicar desde el lunes próximo día veintisiete de junio. Aún no se conocen las vías específicas en las que se prohibirá aparcar, mas ya se marcan las zonas. «Solicito a los madrileños que respetemos esos balizamientos, que estarán correctamente señalados. Es fundamental por razones de seguridad», ha remarcado. La encargada de Seguridad y Urgencias, Inmaculada Sanz, avanzó este jueves que las calles donde no se deje el estacionamiento se sitúan en el ambiente del MuSeo del Prado, del Palacio Real y de los hoteles donde se alojan las delegaciones, concentrados en su mayor parte en el PaSeo de la Castellana.

El regidor madrileño ha vuelto a incidir en que «van a ser días complicadísimos». «Desde el martes por la tarde hasta el jueves la villa de Madrid va a ser una urbe bloqueada», ha remarcado ya antes de advertir que las afecciones no solamente se apreciarán en la Feria de la capital de España y en la arteria primordial de la urbe, sino más bien asimismo en las rondas de circunvalación, como la M-treinta, la M-cuarenta y el Nudo Norte. Por este motivo, ha recomendado una jornada más a los ciudadanos que «minimicen sus desplazamientos, que dentro de lo posible se teletrabaje y que quienes deban desplazarse lo hagan en transporte público».

Si bien las contrariedades para el normal funcionamiento de la vida en la capital son evidentes, el regidor ha puesto en valor que es «una ocasión única para la imagen internacional de la capital de España» el organizar este acontecimiento de talla mundial y con presencia de ?íderes de más de cuarenta países. «Es un retorno en términos económicos excepcionalmente esencial, mas asimismo un retorno intangible en concepto de imagen», ha subrayado. La urbe aspira a probar, una vez más, «que somos buenos anfitriniones», y para esto es indispensable la cooperación ciudadana, que va a deber «tirar de mucha paciencia», ha comentado Martínez-Almeida.

Posibles altercados

Espera además de esto el líder que esta imagen no la empañe la manifestación anti-Organización del Tratado del Atlántico Norte que va a tener sitio el domingo próximo, en la que no se descartan altercados. El regidor apela a la confianza en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, mas ha reconocido que «es evidente que habrá elementos que no están conformes con la Cima y que, como en precedentes, pueden intentar montar algaradas callejeras que se traduzcan en altercados«. Con todo, y en el día de San Juan Bautista, patrón de la Policía Municipal, ha hecho hincapié en que los agentes «garantizarán que la capital de España sea una urbe segura».

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha trasladado su preocupación por la presencia de antisistemas en la manifestación del domingo. «Afirman que vienen por el hecho de que desean proteger la paz, mas no lo expresan de una manera muy irenista. Les solicito que respeten nuestras calles, a nuestros ciudadanos y nuestros comercios«, ha declarado.

En la concentración anti-Organización del Tratado del Atlántico Norte se espera la presencia de líderes de Podemos e IU, miembros del Gobierno, y para ellos asimismo ha lanzado un mensaje la mandataria: «Es de chiste que vaya a haber manfiestaciones en las que veamos vehículos oficiales. Me abochorna como país que estemos presentando esta imagen, que alojemos la Organización del Tratado del Atlántico Norte y que sean convidados por la mitad del Gobierno y la otra mitad esté con los radicales».

En este sentido se ha pronunciado la portavoz de Vox en la Reunión de la capital española, Rocío Monasterio, quien ha indicado que los antisistema no están solo en las calles, sino más bien «en el Gobierno de Sánchez». «Son los que incitan que se salte la ley y la mala imagen para España», ha afeado.

Estas palabras no sorprenden a la líder del Partido Socialista en el Consistorio municipal, Mar Espinar. «No me extraña que a Villacís o a Monasterio les preocupe más cualquier cosa que no sea la capital de España», les ha espetado. Por su lado, le preocupa «que el equipo de Gobierno ponga todas y cada una de las comodidades a fin de que los madrileños puedan continuar todas y cada una de las recomendaciones que ha hecho el Municipio» cara la Cima.