Por MDO/E.P.

PP y Vox han registrado conjuntamente la modificación de la Ley del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de la capital española para reducir el número de miembros del Congreso de los Diputados de la Reunión de la villa de Madrid de ciento treinta y seis a noventa y uno, como ya se acordó en el pacto de investidura de la presidente regional, Isabel Díaz Ayuso, han informado fuentes de Vox.

La portavoz de Vox en la Reunión, Rocío Monasterio, ha demandado asimismo a los partidos de izquierda que apoyen esta solicitud, ya que en estos instantes de «contrariedades» deben ser «responsables y estar del lado de los madrileños». «Cuando las familias, los autónomos y las compañías se aprietan el cinturón, los políticos asimismo deben hacerlo. En Vox cumplimos«, ha agregado.

Concretamente, se trata de una Proposición de Ley de reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad de la capital española que cambiaría el criterio por el que el número de miembros del Congreso de los Diputados viene determinado dependiendo del censo de población (uno por cada cincuenta habitantes).

«A consecuencia de la existencia de un sistema electoral con circunscripción única, en una zona uniprovincial de pequeño tamaño en extensión, el establecer una composición de la Reunión de la capital de España dependiendo del número de habitantes puede resultar superflua«, reza la exposición de motivos del texto.

El sistema actual, a juicio de Vox, «inestable y cambiante», por lo tanto, ha provocado que «la cantidad de miembros del Congreso de los Diputados actual semeja efectivamente desmedida con las funciones y campos que desarrolla la Reunión de la villa de Madrid», singularmente en tiempos como los presentes, donde la presente crisis económica y social ha puesto de manifiesto que es «insostenible» sostener determinados niveles de gasto político innecesario.

«La parquedad y la ejemplaridad han de ser valores que acompañen permanentemente, singularmente en tiempos de complejidad, la administración y acción de los políticos y los gestores públicos», arguye el texto de la iniciativa.

Por todo ello, Vox plantea mudar el sistema actual de elección (un miembro del Congreso de los Diputados por cada cincuenta habitantes) por uno fijo que determina un número «suficiente» de miembros del Congreso de los Diputados para desarrollar las funciones de la Reunión «de forma eficaz». Así, de llegar a aprobarse esta Proposición de Ley en el Pleno, la Cámara quedaría reducida de ciento treinta y seis a solo noventa y uno miembros del Congreso de los Diputados.

Dicha cifra, justifica el texto de la iniciativa, se ajusta, además de esto, a los criterios de representatividad que ya prosiguen las Cortes Generales (Congreso y Senado), cuya ratio media es de un miembro del Congreso de los Diputados por cada setenta y siete y ciento cincuenta y seis habitantes. Los noventa y uno miembros del Congreso de los Diputados de la nueva Reunión de la capital de España representarían cada uno a setenta y tres madrileños.

Esta reducción de miembros del Congreso de los Diputados se haría eficaz en las elecciones a la Reunión de la villa de Madrid que se convoquen con posterioridad a la entrada en vigor del nuevo Estatuto.