Por MDO/E.P.

La Policía Municipal de la capital de España ha interpuesto este fin de semana, el pertinente a la tradicional celebración de la Virgen de la Paloma, un total de cuatrocientos sesenta y ocho sanciones por ingerir alcohol en la vía pública y ha multado a los dueños de nueve locales por incumplimientos de horarios y aforos, tal como ha indicado a Telemadrid la encargada de Seguridad y Urgencias del Municipio de la capital española, Inmaculada Sanz.

Además de esto, ha señalado que el dispositivo policial ha funcionado y «prosigue marchando» y que se ha «reforzado el número de agentes por las fiestas de la Paloma (setenta agentes locales día a día) mas la tónica general ha sido de una relativa normalidad. Las fiestas se han desarrollado sin inconveniente. No ha habido unas fiestas ordinarias, no ha habido fiestas y sí ciertas acontecimientos culturales con aforos y filtros controlados».

La Policía Municipal habilitó estos días un dispositivo singular de seguridad (exactamente el mismo que para San Cayetano y San Lorenzo, desde el viernes precedente) con la meta de que se cumpliesen las medidas sanitarias y de seguridad, eludiendo las aglomeraciones y el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, como tratando de asegurar la normalidad en el desarrollo de las actividades previstas.

La concejal ha reconocido que prosigue habiendo en la villa de Madrid puntos de pequeños botellones y concentraciones de jóvenes y ante ello «van a proseguir actuando de forma inexorable la Policía Municipal». Específicamente, las multas por botellón este fin de semana fueron doscientos cuarenta y cinco el viernes, ciento cincuenta y ocho sábado y sesenta y cinco el último día de la semana, conforme datos del Área de Seguridad facilitados a Europa Press.

Preguntada a este respecto por la prohibición de las barras en estas fiestas de agosto en el distrito Centro de la capital española, Inmaculada Sanz ha recordado la situación sanitaria que vivimos, y ha apelado a la cautela y responsabilidad. «Los madrileños pasito a pasito vamos a lograr que vuelva a la normalidad», ha apuntado.

La encargada asimismo ha hablado de la «emotiva misa y celebración» de los Bomberos en la iglesia de la Paloma, que padeció una tremenda explosión en el primer mes del año, recordando a las 4 víctimas y a sus familias. Asimismo ha recordado el homenaje al jefe de los Bomberos del Municipio, «que estuvo tiempo pasándolo mal por el Covid», y a todos y cada uno de los servicios públicos que han trabajado a lo largo de la pandemia.