Paralizado el desahucio de Paco: ochenta y cinco años y con un cáncer terminal

Paralizado el desahucio de Paco: ochenta y cinco años y con un cáncer terminal

Por MDO/E.P.

El desahucio de Francisco Rodríguez, un hombre de ochenta y cinco años y con un cáncer terminal, de un piso de cincuenta metros cuadrados situado en el madrileño distrito de Lavapiés y propiedad de una familiar del dictador Francisco Franco ha sido suspendido ‘sine die’ por la comisión judicial, ha informado a Europa Press un portavoz del Sindicato de Inquilinas de la capital de España.

La comisión judicial ha llegado un poco antes del mediodía, con cobertura policial, y ha confirmado que el inquilino no disponía de opción alternativa habitacional, con lo que ha parado el desalojo a la espera de acciones por la parte del Municipio.

El Sindicato de Inquilinos de la villa de Madrid había citado a rodear la construcción donde viven Paco y Jacky, ubicado en el número veinticinco de la calle del Olmo, y las decenas y decenas de personas que habían acudido a arropar al anciano han festejado la resolución judicial.

El inquilino, Francisco Rodríguez, más conocido como Paco, lleva cuarenta años en el distrito, es conocido por haber regentado el conocido bar tapas FM y no ha dejado de abonar jamás la renta, «mas será del mismo modo desahuciado pues la familia Franco tiene prisa por recobrar una residencia de apenas cincuenta metros cuadrados (una de entre aquéllas que componen su patrimonio de cien millones de euros en propiedades inmobiliarias) y le ha demandado por extinción de contrato«.

Conforme narra el sindicato, a fines de dos mil diecisiete el fondo de inversión adquirió el local y la residencia de esa calle a un coste muy bajo mercado. El treinta de mayo de dos mil dieciocho se les terminaba el contrato y no les iban a renovar. Paco se sumó a la reunión de ‘Bloques en Lucha’ de Lavapiés comenzaron a organizarse para impedir el desahucio.

Entonces ese fondo vendió el inmueble a Lian Lay Fournier, nuera de un nieto de Francisco Franco. «Mandaron cerrajeros al edificio, si bien Paco proseguía pagando sus rentas y la demanda que le habían puesto aún estaba en primera fase. Mas el distrito se volcó con Paco y los cerrajeros no volvieron. En el mes de febrero de dos mil veinte procuraron desahuciarle mas por último el desalojo fue suspendido», han indicado.

El Sindicato de Inquilinas asegura asimismo que el juez que instruye el caso solicitó al Municipio de la capital de España el quince de julio que contactara con Paco para llevarlo a una vivienda como opción alternativa habitacional, mas «han hecho ni caso y se han despreocupado del inconveniente». El piso pertenece a un fondo de inversión propiedad de la nuera de un nieto de Franco.

La asociación recuerda que las medidas tomadas en el Real decreto 11/2020 prohíben los desahucios en el caso de vulnerabilidad, «mas tanto el Juzgado que instruye el caso como las instituciones eficientes se han saltado la prohibición a favor de la familia Franco».

Por todo ello demandan la paralización de todos y cada uno de los desahucios por extinción de contrato de inquilinos en situación de vulnerabilidad, que el Gobierno de España cumpla los compromisos adquiridos para la investidura respecto a la regulación de los alquileres y la protección eficaz del derecho a la residencia.

Finalmente, el Sindicato de Inquilinos interpela al Gobierno central a fin de que vele por el cumplimiento de sus decretos frente al poder judicial y a las instituciones locales y autonómicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *