Nacho Murgui carga contra Ciudadanos por el proyecto de «gastroparking» de Menéndez Pelayo

Nacho Murgui carga contra Ciudadanos por el proyecto de "gastroparking" de Menéndez Pelayo

Por MDO/E.P.

El concejal de Más la capital española en Retiro, Nacho Murgui, ha alertado sobre el proyecto de «gastroparking», en la avenida Menéndez Pelayo, que no se puede bajar la guarda ante «la posibilidad de un proceso de pseudoparticipación hecho a la medida, a imagen y similitud de los estudios de mercado que han efectuado hasta la data para justificar el proyecto», en referencia a la encuesta de demanda mostrada días atrás por el Gobierno, en la que extrapolaban los datos recogidos.

«El equipo de Gobierno ya ha declarado que no acepta el orden democrático del Pleno. Tras la farsa de Ciudadanos en la cuestión de Valdemingomez y su probada inquina por la participación ciudadana, nada nos deja cantar victoria ni bajar la guarda», advierte Murgui en una tribuna en eldiario.es.

Tampoco obvia el concejal de Más la villa de Madrid «las declaraciones de la vicealcaldesa, Begoña Villacís, justo después de que el pleno votase contra el aparcamiento (rechazo al proyecto presentado por Ciudadanos, Más la capital española y Partido Socialista Obrero Español, la abstención de Vox y la negativa del Partido Popular), en las que abría la puerta a otras formulaciones«. «Eso nos señala ya cuál será el camino del Gobierno local para sacar adelante su proyecto», apunta.

En el Pleno asimismo salió adelante el desarrollo de un proceso de participación ciudadana en el que vecinos y asociaciones del distrito puedan efectuar y valorar propuestas sobre todos y cada uno de los aspectos de la configuración de la movilidad, la accesibilidad, el parking existente, el espacio público o bien la mejora de la calidad del aire en el distrito de Ibiza y en el ambiente del parque del Retiro.

Las propuestas resultantes de este proceso se someterán a consulta ciudadana. No obstante, como arguye Murgui, «las políticas que están desarrollando los de Villacís (Ciudadanos está al frente del área de participación ciudadana) se han mostrado fieles a las situaciones más reaccionarias del equipo de Gobierno y al acuerdo ‘discreto’ con sus asociados ultras».

El resultado de esto es que no puedan confiar en las alusiones al diálogo y la participación que se hacen desde Ciudadanos con relación al aparcamiento. «La posibilidad de un proceso de pseudoparticipación hecho a la medida, a imagen y similitud de los estudios de mercado que han efectuado hasta la data para justificar el proyecto, nos hace temer lo peor», lamenta el edil de Más la capital española.

«Prosiguen en riesgo, no es el instante de bajar la guarda»

De ahí que que mantiene que el distrito de Ibiza, el parque del Retiro y la urbe «prosiguen en riesgo» y » no es el instante de bajar la guarda» frente al impacto que el aparcamiento subterráneo por el que aboga el Partido Popular tendría sobre esta zona verde de la urbe, sin olvidar «el efecto llamada y el incremento del tráfico en la zona, la incompatibilidad con la candidatura del Retiro como Patrimonio de la Humanidad, el deterioro de la calidad de vida en el distrito de Ibiza… En suma, una idea vinculada a la transformación del distrito en la ‘Milla de Oro de la hostelería’ en menoscabo de la calidad de vida de los residentes y de la conservación del parque del Retiro».

Es la situación que describe Murgui tras la recogida por la parte de los vecinos de más de cuarenta firmas contra el proyecto o bien la aprobación en los plenos del distrito Retiro y Cibeles de peticiones de rechazo de la propuesta del regidor, José Luis Martínez-Almeida.

El edil tiene claro que se está lejos de poder cantar victoria cuando esta semana se generaba la firma por la parte del Municipio de la villa de Madrid y la Mancomunidad del Este del acuerdo que dejará llevar todos los años doscientos veinte toneladas de restos de la región del Henares a Valdemingómez, medida contra la que Ciudadanos se había opuesto en el Pleno.

Ciudadanos «dobla rodilla» tras «ademanes oponentes para la galería»

Mas los ‘naranja’ «han terminado por plegar la rodilla ante sus asociados de gobierno sin chistar«, lo que da «una idea del peso y la firmeza de las situaciones de los de Villacís, prestos a obsequiar ciertos ademanes oponentes para la galería mas jamás a poner bajo riesgo su frágil situación en el Gobierno municipal, si bien el costo sea la calidad del aire, el medioambiente, la salud de los madrileños o bien su patrimonio común».

Murgui además de esto pone el foco en «la actitud de un gobierno cuyo comportamiento es más propio del comercial encargado de vender las futuras plazas de garaje que del servidor público responsable de velar por los intereses de la ciudadanía y el bien común».

Cita de esta forma «la ausencia de estudios de impacto ambiental y de demanda real», al lado de «la aparición de estudios de aptitud comercial del proyecto de incierta factura en los que se extrapolan y manipulan los datos, se confunde demanda potencial con demanda real o bien, aun, se llega a hacer alusión al efecto llamada como un factor positivo para la futura aptitud económica del proyecto».

Y «para rematar la faena, el Gobierno crea una subdirección en la EMT, al frente de la que pone a quien firmó uno de los referidos ‘estudios de viabilidad'», lanza Nacho Murgui.

«Poderosos y opacos intereses»

Con lo que «la posible y fatal combinación de poderosos y opacos intereses, con la carencia de solidez para oponerse a ellos», les hace meditar en Más la capital española «que todavía hay mucho por hacer para eludir el disparate y que el resultado depende de que ni el movimiento ciudadano, ni la oposición» se dejen cautivar «por los cantos de sirena de cualquiera de las facciones del equipo de gobierno».

«El equipo de gobierno ya ha declarado que no acepta el orden democrático del Pleno. Tras la farsa de Ciudadanos en la cuestión de Valdemingomez y su probada inquina por la participación ciudadana, nada nos deja cantar victoria ni bajar la guarda. El distrito de Ibiza, el parque del Retiro y nuestra urbe prosiguen en riesgo. No es el instante de bajar la guarda«, mantiene Murgui.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *