El planeta de la arquitectura afirma adiós a uno de los mayores referentes del diseño urbano posmoderno de España. El arquitecto técnico y urbanista catalán Ricardo Bofill ha fallecido este viernes a los ochenta y dos años de edad. Los días veintiseis y veintisiete de enero se festejará un acto en el que amigos, allegados y seguidores de su arquitectura van a poder asistir a la simbólica sede del estudio para rendir homenaje al arquitecto técnico.

Bofill nació en Barna en el año mil novecientos treinta y nueve y con sus obras, se transformó en uno de los arquitectos españoles con más trayectoria y también repercusión internacionalmente. Fue en mil novecientos sesenta y tres cuando el urbanista creó junto con múltiples ingenieros, sociólogos y pensadores lo que se conoce hoy como el ‘Ricardo Bofill Taller de Arquitectura’. Los miembros de este equipo, con más de cuarenta años de experiencia, han sido los autores de esenciales diseños de proyectos en diferentes unas partes del planeta, logrando siempre y en toda circunstancia amoldarlos a las realidades de cada sitio.

Durante su trayectoria ha recibido esenciales premios como la Cruz de San Jordi que da la Generalidad de Cataluña, en mil novecientos setenta y tres o bien su nombramiento como miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos. Además de esto, fue miembro del jurado de Premio Internacional Cataluña.

Entre sus obras más conocidas internacionalmente resaltan la Place de l’Europe de Luxemburgo, el distrito Antigone en Motpellier, la construcción setenta y siete West Wacker Drive de la ciudad de Chicago, Bofills båge de Estocolmo o bien el Santuario de Meritxell en Andorra.

Además de esto, se puede destacar que la mayor parte de sus proyectos más relevantes en este país se han construido en su urbe natal. Bofill es el encargado de ciertos grandes obras en Barna, como es el caso de la T2 del Aeropuerto del Prat, el Teatro Nacional de Cataluña o bien el Hotel Candela. No obstante, en la capital española asimismo hallamos ciertas huellas del arquitecto técnico desaparecido.

Palacio Congresos Campo Naciones

Estrenado en mil novecientos noventa y tres, este edificio se halla al lado de las instalaciones del IFEMA la capital española. Cuenta con una superficie de treinta metros cuadrados, catorce plantas y 2 auditorios con capacidad para prácticamente mil personas. Entre los acontecimientos más señalados festejados en este espacio resaltan ciertas cimas internacionales de lao tan, la Conferencia Internacional de Donantes para la Reconstrucción de Irak y la Reunión Anual del FMI.

Torre Suecia

Situada en el distrito de Arganzuela, específicamente en la calle Retama, este edificio de catorce plantas fue construido en mil novecientos noventa y dos. Sus diseñadores fueron el propio Ricardo Bofill y Fernando Caballero. La edificación, que cuenta con una superficie de más de trece metros cuadrados, es uno de los claros ejemplos del modelo de oficinas acristaladas, tan común en la urbe de la capital española.

Parque Lineal Manzanares

Este espacio verde de la capital se ha configurado en los últimos tiempos como uno de los más modernos de la urbe de la capital de España. Este parque, que tiene como estatua señalada la Dama del Manzanares, fue desarrollado por el propio Bofill, siendo este el primordial motivo con lo que ciertos lo llaman ‘Parque Bofill’. El paSeo de los sentidos, la pérgola, el estanque o bien los 2 miradores primordiales son ciertos primordiales atractivos de este sitio. Siguiendo el curso Del Río, el parque engloba desde el Puente de los Franceses hasta parte de Rivas Vaciamadrid.

Prolongación del PaSeo Castellana

Bofill concursó en mil novecientos noventa y siete con este proyecto de diseño urbano para alargar el PaSeo de la Castellana hasta la M-cuarenta. Este espacio estuvo a lo largo de un largo tiempo ocupado por las instalaciones ferroviarias de Chamartín y Fuencarral. El proyecto se comenzó como una forma para integrar estas infraestructuras ferroviarias en el tejido urbano y poder crear de este modo nuevos espacios en la urbe. El programa combinaba equipamientos públicos, comercios, oficinas y unidades residenciales.