La ansiedad, el agobio o bien los hábitos perjudiciales, son ciertos primordiales motivos por los cuales cada noche, bastantes personas tienen contrariedades para conciliar el sueño, se despiertan de madrugada o bien se levantan cansados por la mañana, pese a haber dormido toda la noche.

Los españoles cada vez dormimos peor y el consumo de calmantes para dormir se ha disparado. La pandemia asimismo ha contribuido mucho a acrecentar estas cantidades en el último año. Mas ¿Hay verdaderamente alguna opción alternativa saludable a las pastillas para dormir que verdaderamente funcione?

En el artículo de el día de hoy examinamos en profundidad la melatonina, un suplemento natural para dormir con bastante evidencia a nivel científico que puede ser la solución de muchos a sus inconvenientes de insomnio.

¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una hormona que se halla en nuestro cuerpo y que interviene en múltiples procesos fisiológicos de nuestro organismo.

En lo relativo al sueño, la melatonina es una parte esencial de nuestro reposo. La llaman la hormona de la obscuridad o bien la hormona del sueño, por el hecho de que nuestro cuerpo acrecienta su producción conforme va cayendo la noche. Cuando nuestros ojos advierten que la luz empieza a reducir al atardecer, manda la señal a nuestra glándula pineal, ubicada en la parte frontal del cerebro, a fin de que esta empiece a acrecentar la producción de melatonina.

Unas horas después, los niveles de melatonina son ya altos y empezamos a sentirnos cansados y soñolientos, con ganas de irnos a la cama. La melatonina no solo provoca la sensación de somnolencia que nos ayuda a dormir de manera rápida sino nos ayuda a dormir toda la noche y favorece un sueño de calidad que deja que se regenere nuestro organismo y que nos sintamos descansados al día después.

¿De qué forma nos ayuda a dormir la melatonina?

Existen muchos motivos por los cuales podemos tener inconvenientes de sueño debido a no generar suficiente melatonina o bien generarla en el horario inapropiado.

Irse a la cama en horarios irregulares, no exponernos a la luz solar y/o la excesiva exposición a la luz artificial y pantallas, comer mal y tarde, fumar o bien tomar alcohol o bien dulces de noche y un largo etc..

La edad asimismo puede ser un factor determinante, desde los cuarenta años nuestro cuerpo reduce la producción de melatonina y eso asimismo puede complicar el sueño.

Sostener unos niveles convenientes de melatonina nos ayuda a:

  • Conciliar el sueño velozmente
  • Eludir los despertares nocturnos
  • Prosperar la calidad de sueño total
  • Regular nuestro ciclo natural de sueño / vigilia conocido como ritmo circadiano
  • Sentirnos soñolentos logrando distraer la psique de los pensamientos recurrentes

Asimismo ayuda a dormir en situaciones concretas como:

  • Personas de avanzada edad
  • Personas con TDAH que no duermen bien
  • Personas con jet lag
  • Trabajadores a turnos que duermen en horarios irregulares o bien aun de día
  • Etcétera

¿Qué evidencia a nivel científico hay sobre ella?

La melatonina se puede tomar en forma de suplemento natural. Si bien el número de estudios científicos que se efectúan con los tratamientos naturales es inferior al que se hacen con los fármacos, el suplemento de melatonina es uno de los que más evidencia a nivel científico tiene, lo que lo ubica hasta el instante como uno de los métodos naturales probados más útiles para prosperar el sueño.

Obviamente, sus efectos no pueden equipararse al de un calmante para dormir, mas si es un procedimiento eficiente que deberían probar personas sanas ya antes de decantarse por una medicación más fuerte, con considerablemente más efectos secundarios y que en muchas ocasiones se toma de forma inadecuada, sin un diagnóstico conveniente anterior efectuado por un médico especialista del sueño.

Si deseas conocer todos y cada uno de los estudios y beneficios probados de la melatonina, te recomendamos visitar el Instituto Internacional de la Melatonina, una web que recoge multitud de información y estudios efectuados por estudiosos de la Capacitad de Medicina de la Universidad de Granada, seguramente, el conjunto de divulgadores que más saben sobre la melatonina en este país y que llevan treinta años estudiando las propiedades de la melatonina y su posible aplicación a la medicina.

¿De qué forma tomar el suplemento de melatonina a fin de que sea efectivo?

A fin de que la melatonina cumpla su función y nos asista a dormir mejor, lo más esencial es tomarla de forma conveniente, en caso contrario, puede empeorar más nuestro sueño en vez de mejorarlo.

La parte esencial que debes cumplir a rajatabla es tomar el suplemento de melatonina siempre y en toda circunstancia a exactamente la misma hora. Hay un motivo de peso para hacer caso a este consejo:

Si no duermes bien, seguramente tengas un ritmo circadiano mal acompasado (entre otras muchas cosas). Tomar la melatonina a exactamente la misma hora es lo que verdaderamente ayuda a acompasar nuevamente tu reloj biológico. De este modo, tras un tiempo vas a poder regresar a dormir de forma natural sin precisar tomar ningún suplemento o bien pastilla para dormir.

No obstante, si tomas melatonina a diferentes horas, lo que logras es que tu reloj biológico empeore su sincronización, pudiendo complicar todavía más tu sueño.

Si bien la melatonina se puede adquirir sin receta, no olvides preguntar con tu médico ya antes de tomar este suplemento, puesto que un profesional es quien mejor sabe si puede interferir con algún tratamiento que estés tomando o bien si aun es algún medicamento o bien nosología sin diagnosticar la que pueda estar ocasionando sus inconvenientes de sueño.

Como prácticamente todo en la vida, todo éxito requiere algún esmero y si bien la melatonina puede ser de mucha ayuda, no existe hoy ningún fármaco prodigioso que nos devuelva el sueño de un día para otro. De ahí que, para fortalecer sus efectos, no olvides repasar tus hábitos de sueño y eludir cosas como tomar cafeína o bien alcohol por la tarde, sostener tu habitación fresca y obscura, exponerte a la luz natural todos y cada uno de los días o bien eludir las comidas abundantes de noche. ¡Tu salud te lo agradecerá!