Por MDO/E.P.

La aspirante a la Presidencia de la Comunidad de la villa de Madrid por Más la villa de Madrid, Mónica García, ha anunciado este lunes que, de llegar al Gobierno, pondría en marcha un plan conduzco en el ámbito público y privado para reducir la semana laboral a treinta y dos horas, esto es, a 4 días, sin bajada salarial.

García ha explicado, primero en un vídeo por medio de sus redes sociales y después en una asamblea con el secretario general de Unión General de Trabajadores la capital española, Luis Miguel López Reillo, que en la contratación pública introducirían cláusulas para favorecer a las compañías que reduzcan la jornada de trabajo de sus trabajadores y trabajadoras.

Más la villa de Madrid ha puesto el foco en las viviendas de mayores, donde «sus trabajadoras han luchado en primera línea con precariedad y poco reconocimiento». «Deseamos progresar sus condiciones de trabajo y reducir progresivamente su jornada de trabajo para progresar su salud y la calidad asistencial a los mayores», ha concretado la aspirante.

Hasta tres.000 favorecidos en viviendas y entre seiscientos y setecientos trabajos más

La aspirante de Más la capital española ha explicado que días atrás se reunió con la Organizadora del Tercer Ámbito trasladándoles la propuesta de las treinta y dos horas semanales resaltando los tres.000 trabajadores que se verían favorecidos y la creación de entre seiscientos y setecientos puestos con los fondos europeos.

«Deseamos ser de nuevo vanguardistas en el planeta. Lo fuimos con el matrimonio igualitario, con la ley de eutanasia y ahora con la jornada de treinta y dos horas», ha señalado García, que ha recordado que el pasado tres de abril se cumplieron ciento dos años desde el instante en que se implantase en España la jornada de trabajo de ocho horas.

Mónica García ha protegido que las treinta y dos horas semanales «son el futuro al que hay que ir» por el hecho de que «reúnen todos y cada uno de los criterios de empleabilidad, sostenibilidad y también igualdad». No obstante, tiene claro que la presidente de la Comunidad y aspirante a la reelección por el Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, afirmaría «que no, como a todos y cada uno de los avances sociales, pues es inútil de imaginar un futuro mejor».

La vacunación como arma propagandística

Por otra parte, la aspirante de Más la villa de Madrid ha lamentado que se trate de reconvertir la vacunación «en un arma propagandística, no de salud», cuando la Comunidad se ve aquejada de «una falta de planificación». García ha cargado de forma directa contra la presidente de la Comunidad al «intentar confrontar cualquier medida con el Gobierno central».

La asimismo médico no es optimista frente a la planificación que va a hacer en los próximos días el PP con la llegada de más vacunas «por el hecho de que no es capaz de planear con las que tiene con criterios de proximidad y seguridad». De este modo, ha demandado que el Gobierno regional «dé seguridad» a la ciudadanía con las vacunas, algo que se lograría más de manera fácil si se inyectaran en los centros de salud, donde están los médicos y profesionales de enfermería de referencia.