CC.OO. ha denunciado el estado inacabado de las obras del Centro de salud de la Fuenfría, en Cercedilla, y demanda explicaciones al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) sobre los motivos por los cuales el centro hospitalario “lleva un par de años para instalar un elevador y quince años de obras paradas para una unidad de amputados, un salón de actos o la mejora de la sala de Rayos X”.

Las obras paralizadas e inconclusas recorren los más de seis mil metros cuadrados que conforman el Centro de salud de la Fuenfría. Este espacio se halla desde hace un par de años a la espera de un elevador que, no solo resulta esencial para la adecuada movilidad de pacientes y sanitarios, asimismo “constituye la salida de urgencias por el lado derecho del edificio”. En el caso de la unidad de amputados, son quince años de demora, más de una década para adecuar un área de cuatrocientos metros donde en un comienzo estaba proyectado un gimnasio. Lo mismo ocurre con el salón de actos y el reacondicionamiento de la sala de Radiología, encontrándose las dos obras inacabadas.

CCOO Sanidad la villa de Madrid ha pedido al Sermas que dé las explicaciones pertinentes por escrito sobre este tema, que múltiples meses después prosiguen aguardando. El sindicato estima que el retraso en las obras es “inexplicable y significativo”, ya que la prolongación de estas supone un peligro para profesionales sanitarios y pacientes, ya que no pueden hacer uso de la totalidad del espacio, ni de las mejoras y cobertura de ciertas necesidades clínicas que la finalización de estas obras les ofrecerían.

Sin contestación ni solución

No es la primera vez que los representantes de CCOO en el centro de salud expresan la “frustración y decepción general” de los trabajadores del centro. Tras múltiples comunicaciones verbales con los diferentes gerentes a lo largo de los quince años que esta situación lleva actual, el pasado diecinueve de mayo remitieron al actual gerente, Javier Rodríguez Hernández, un escrito pidiendo explicaciones, informes, proyectos y presupuestos referentes a estas obras inconclusas. Más tarde, ante la carencia de contestación, insistieron nuevamente con otro escrito el cuatro de julio, que ha sido ignorado una vez más.

«Nos dejan tirados y sin terminar prácticamente nada de lo que hacen»

En el escrito del diecinueve de mayo, el sindicato, en representación de los profesionales sanitarios que trabajan en el centro, hizo llegar a la gerencia la preocupación por una obras que consideran “un completo desastre” y que “más que producir avances en temas de infraestructura para el centro de salud, están produciendo estancias de peligrosidad para todo el personal”. Frente a las promesas infringidas por la dirección precedente, como la creación de un salón de actos con ocasión del centenario del centro de salud el mes pasado de abril o la construcción de una unidad de amputados con 4 camas, CCOO deseó trasmitir al gerente actual las consecuencias de esta paralización. “Estamos más expuestos a accidentes y ruidos desmedidos que pasar de los decibelios recomendados en un circuito de trabajo”, señalan en el escrito.

Aparte de enseñar su preocupación por el estado de las obras, la sección sindical pidió información sobre las copias de los proyectos de construcción, el presupuesto inicial y el cronograma de actuaciones a desarrollar, al lado de un calendario estimativo de la finalización de todas y cada una de las obras inconclusas. Ni la gerencia, ni el Sermas, ni la Comunidad de la capital de España son capaces de fijar una data en la que se ponga fin a estos quince años de “caos”. Desde la consejería de Sanidad aseguran que “el centro de salud trabaja intensamente” finalmente las obras y atribuyen este retraso a “inconvenientes de la constructora extraños al centro hospitalario”. La gerencia del Centro de salud de la Fuenfría subscribe las palabras de la consejería de Sanidad, que no se ha pronunciado sobre el resto de obras inacabadas, mientras que afirman que “se estudia un plan funcional para el abordaje y restauración”.

Amparándose en la Ley de Prevención de Peligros Laborales y poniendo de manifiesto la necesidad de terminar las obras a la mayor brevedad posible para eludir posibles demandas, CCOO solicita a la gerencia que se facilite toda la información sobre este proceso y que se concreten datas de finalización de estos trabajos. Estiman que las consecuencias derivadas de estas demoras están provocando el “incumplimiento de la ley” y que mientras que están “intentando solventar esta situación de forma dialogada”, la gerencia hace ni caso.

Una gerencia corrompida

El sindicato responsabiliza de este “completo desastre” tanto a la gerencia precedente como a la presente por proseguir extendiendo unas obras a las que se debería poner punto y final inmediatamente. Uno de los gerentes que ha gestionado el Centro de salud de la Fuenfría en los últimos quince años, en cuyo orden “se proyectó el elevador y el uso de los cuatrocientos metros al lado de los despachos de Dirección”, conforme señala CCOO, fue Manuel de la Puente. Este conocido gestor sanitario fue nombrado gerente del centro de salud el tres de mayo de dos mil dieciseis. Desde el primer instante desató la polémica, puesto que anteriormente había formado una parte de la gerencia del Centro de salud de Fuenlabrada donde fue cesado por ceder datos sin el permiso de los pacientes a una clínica privada.

En dos mil diecinueve, la presidente de la Comunidad de la capital de España, Isabel Díaz Ayuso, ascendió a De la Puente al puesto de Directivo General de Proceso Integrado. Tras acceder a este cargo, comenzó el expediente de la adjudicación a Priviet Sportive SL para la adquisición de doscientos cincuenta mascarillas por un valor de uno con cinco millones de euros, por lo que se halla relacionado directamente con el caso de “corrupción” del hermano de la presidente de la Comunidad, Tomás Díaz Ayuso. De la Puente se ha desligado de la corruptela en numerosas ocasiones, aseguran que no guardaba relación con la selección de empresas contratadas por la Comunidad. No obstante, su firma digital aparece en los dos primeros documentos del dossier de Priviet Sportive SL.

Con los antecedentes de la gerencia del centro de salud, el portavoz de Sanidad de CCOO, Juan José López, ha expresado la sensación de intranquilidad que genera a los trabajadores la prolongación de estas obras. Apunta que el centro hospitalario “está sangrando por dentro” y demanda una actuación inmediata frente a un espacio que “incumple todas y cada una de las medidas a fin de que cualquier trabajador trabaje”.