Martínez-Almeida: de azote de Carmena a regidor más popular

Martínez-Almeida: de azote de Carmena a regidor más popular

José Luis Martínez-Almeida sube un escalón en su carrera política. El regidor de la capital española ha sido promocionado por el presidente del PP, Pablo Casado, y va a ser el nuevo portavoz nacional de la capacitación, un cargo que no existía y que crea en el marco de una reestructuración interna.

Por el momento no se ha detallado de qué forma afectará a la actividad rutinaria del regidor al frente de la capital. Lo que sí se ha podido revisar es ya la satisfacción del escogido, que ha agradecido el nombramiento mediante sus redes sociales.

El nuevo portavoz nacional de PP ha sido uno de los políticos mejor valorados por su administración de la crisis sanitaria del coronavirus en la villa de Madrid. A ello ha contribuido su buen talante y espléndida predisposición en la mitad de la pandemia para lograr un acuerdo histórico para reconstruir la urbe con todos y cada uno de los partidos de la Empresa, los conocidos como Pactos de la Villa.

Natural de la capital hace cuarenta y cinco años, procede de una familia de ascendencia monárquica que, además de esto, es numerosa: es el pequeño de 6 hermanos. Esperanza Aguirre le llama “Pepelu”; su familia, “Pepito”; y otros, “Pepón”. Letrado del Estado jovial y amable, el quince de junio de dos mil diecinueve cumplió su sueño de transformarse en el octavo regidor de la urbe de la villa de Madrid desde la reinstauración de la democracia merced a los treinta votos de su partido, su asociado de Gobierno Ciudadanos y Vox.

Conocido Aguirrista, fue exactamente Esperanza Aguirre quien le fichó hace más de una década, si bien ya se había afiliado al Partido Popular cuando tenía veinte años y estudiaba Derecho en la Universidad Pontificia de Comillas. Terminada la carrera, aprobó las oposiciones en un par de años y medio.

De dos mil siete a dos mil once ejercitó como directivo general de Patrimonio Histórico de la Comunidad de la villa de Madrid. Después ocupó la Segregaría General del Consejo de Gobierno, que dejó a solicitud propia en dos mil trece para incorporarse al Consejo de Administración de SEPI.

Su carrera municipal empezó en dos mil quince, cuando la expresidenta regional volvió a llamarle, esta vez para ocupar el número 3 de su lista al Municipio de la capital, con la que no logró regir puesto que su suma con Ciudadanos no era superior a la de Ahora la capital de España con el Partido Socialista Obrero Español. De forma que no le quedó más antídoto que quedarse a hacer oposición al lado de Aguirre, hasta el momento en que esta debió renunciar por tercera vez debido a la detención de Ignacio González en el marco del caso Lezo.

Se transformó en el sucesor de Aguirre como portavoz del Conjunto Popular en el Consistorio capitalino tras vencer en unas primarias internas a Íñigo Henríquez de Luna -el día de hoy en Vox-. Desde entonces se ganó el apodo de “azote” de Carmena, lo que le sirvió para ganarse la confianza de Pablo Casado, que le nombró aspirante en la próxima cita electoral y acertó. Ahora vuelve a apostar por él.

Apasionado al golf y al futbol, atlético hasta la medula y habituado al sambenito de “soltero de oro”, siempre y en todo momento ha dicho que su amor son los madrileños. Vamos a ver si esta nueva responsabilidad no provoca una ‘ruptura’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *