Los tratamientos adecuados permiten recuperar una apariencia joven y fresca

Los malos hábitos, exponerse excesivamente al sol y los elementos climáticos pueden acelerar el proceso de envejecimiento. Para borrar las huellas de esos daños es recomendable ponerse en manos de cirujanos expertos que garanticen resultados óptimos, sin complicaciones.

Tener una apariencia fresca y joven, aunque pasen los años, es el anhelo de hombres y mujeres de todo el mundo, quienes buscan minimizar los efectos de diversos factores que aceleran el envejecimiento. Afortunadamente existen tratamientos estéticos que contrarrestan el paso del tiempo, eso sí, es importante ponerse en manos de expertos para garantizar el resultado que se quiere.

Con los tratamientos adecuados es posible borrar las huellas del envejecimiento progresivo y natural que comienzan a verse aproximadamente a los 35 años, cuando comienzan a aparecer arrugas, manchas y otras alteraciones en la piel y flacidez.

No sólo los años causan que el rostro y otras partes del cuerpo envejezcan más rápido. La exposición excesiva a los rayos solares y otros fenómenos del ambiente, como los malos hábitos (fumar, beber o alimentarse mal), los cambios hormonales y los trastornos de la piel (acné, varicela), dejan marcas antiestéticas en la piel que pueden ser tratadas.

En manos expertas

La cirugía plástica y estética ofrece varias alternativas para frenar el avance de las señales del envejecimiento. Es importante tener cuidado en vista de que el efecto que logra repercute de manera significativa en la autoestima y el equilibrio emocional. Es una tarea que sólo se puede confiar en manos especializadas. 

Cuando se plantea la necesidad de someterse a uno de estos tratamientos es necesario buscar centros especializados que cuenten con un equipo humano profesionalizado como el Instituto de cirugía plástica Dr Fabrizio Moscatiello, una clínica de referencia en Barcelona que ofrece las más novedosas técnicas para conseguir óptimos resultados en los diferentes tratamientos.

Existen centros que ofrecen tratamientos improvisados para borrar las huellas del envejecimiento, pero los resultados pueden ser dudosos e incluso empeorar la situación. En vista de esto lo recomendable es acudir a médicos certificados y que sean miembros de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) para garantizar los resultados, como es el caso de la clínica del Dr. Fabrizio Moscatiello.

El centro está ubicado en la Carrer del Dr. Roux, número 76, en Barcelona. Haciendo clic aquí se puede conocer la ubicación exacta del centro, además de obtener la información necesaria y valoraciones de los pacientes que allí han sido atendidos satisfactoriamente.

Diversas opciones de tratamientos

Entre los tratamientos que se ofrecen para devolver la juventud al rostro, están la  mesoplastia facial, peeling, lifting líquido, láser para arrugas faciales, bótox y tratamientos contra manchas. Aunque no sean cirugías, es importante que lo apliquen profesionales para evitar efectos dañinos.

Una de las alternativas más efectivas es la mesoplastia, que logra nutrir las arrugas  de la piel de rostro, cuello, escote, e incluso manos, para que recuperen la apariencia juvenil. Los médicos infiltran sustancias en áreas específicas para estimular la producción de otras sustancias que generan de forma natural el cuerpo, con esto se logra reestructurar volúmenes y tensar la piel, borrando los signos principales del envejecimiento.

El lifting líquido es un procedimiento de estiramiento facial no invasivo que también se hace con pequeñas infiltraciones, generalmente de ácido hialurónico, en varios puntos de la piel, con el fin de devolver el volumen y la firmeza de forma localizada.

También pueden hacerse peeling, que consiste en aplicar sustancias químicas para renovar las capas de la piel, y darle un aspecto uniforme y más consistencia, al aplicarse láser para eliminar arrugas o las manchas en la piel.

Los anteriores son tratamientos que no implican cirugías, pero mal aplicados pueden generar efectos dañinos en la piel o el cuerpo, de ahí la recomendación de hacerlo siempre con expertos, reduciendo los riesgos.

Hay tratamientos aún más delicados que pueden aplicarse según las necesidades de cada paciente, como blefaroplastia (remodelar las bolsas de grasa en párpados inferiores o superiores, o extirpar exceso de piel), rinoplastia (mejorar la apariencia de la nariz de forma armónica), aumento de labios, pómulos, feminización de rasgos y un largo etcétera.

El logro de estas intervenciones y tratamientos es lograr mejorar la autoestima y el equilibrio emocional, además de mejorar las relaciones sociales, debido a que una persona que se acepta, mejora el trato con otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *