Los trabajadores del Centro de salud Gregorio Marañón denuncian presencia de ratas en la cocina

Los trabajadores del Centro de salud Gregorio Marañón denuncian presencia de ratas en la cocina

Trabajadores de las cocinas del Centro de salud Universitario Gregorio Marañón han alertado de que están apareciendo ratas en múltiples lugares de las cocinas, con el peligro de transmisión de enfermedades que eso implica.Según un comunicado del Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS), uno de los roedores apareció atrapado en el área de lavaplatos y otro en el cuarto de basuras, donde, una vez fallecido, «fermentó veinte días al lado de otros restos«.

Sin embargo, la dirección del Centro de salud «no comparte las aseveraciones sobre la permanencia de vectores fallecidos en sus instalaciones, en tanto que el centro de salud, frente a la notificación de cualquier incidencia de esta clase, actúa inmediatamente», ha señalado en declaraciones a Europa Press.

En verdad, asegura que «la cocina del centro sostiene una pormenorizada limpieza diaria, del mismo modo que el cuarto de basuras, que se vacía y limpia diariamente».

Por su lado, los trabajadores agregan que «se han detectado más ratas en el plonge (zona de limpieza) y área de cocción, como restos de sus heces donde se guarda el alimento».

Tras indicar que «los riesgos de transmisión de enfermedades son evidentes, para pacientes y trabajadores», estos últimos han demandado «soluciones inmediatas» para resguardar la salud de los pacientes y del personal.

Además, han pedido una investigación a fin de que se depuren las responsabilidades que pueda tener la compañía responsable y la dirección del Centro de salud.

Se apunta como amenaza el alcantarillado público

Conforme la dirección del Centro de salud, se ha pedido informe a la compañía de desratización y «esta apunta como posible amenaza el alcantarillado público cercano al centro hospitalario, extraño a sus instalaciones».

También, ha hecho hincapié en que el Centro de salud Gregorio Marañón está sometido a un «riguroso control de desratización, atendiendo a la normativa establecida, por la parte de empresas homologadas de sus más de doscientos metros cuadrados de superficie repartidos en veintidos edificios».

Específicamente, la cocina del Centro de salud General Universitario Gregorio Marañón tiene establecido un programa de desratización por la parte de la compañía contratada con una frecuencia semanal a lo largo de todo el año, que aumenta a un par de veces a la semana en periodo otoñal, y con atención permanente para cualquier incidencia que pudiera generarse en sus instalaciones, aparte de esta periodicidad citada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *