Por MDO/E.P.

La Plataforma de Perjudicados por las obras de la 7B de Metro Presa San Alberto ha alertado de que los primeros alejados por los derribos de residencias en San Fernando se van a quedar el veintiuno de septiembre sin opción alternativa habitacional al decaer la urgencia tras el derribo de las residencias.

«La urgencia era la edificación derruido, mas la social es la que más precisamos ahora», ha insistido en declaraciones a Europa Press el presidente de la asociación, Juan Fuentes, quien ha añadido que están a la espera indemnizaciones, ya planteadas y con dotación económica. Desde la Comunidad han insistido en que no han presentado aún la documentación para estas ayudas, mas Fuentes ha apuntado que el grueso de ellas están ya en el registro del Ejecutivo regional presentadas de forma telemática.

Al hilo, ha apuntado que las cuestiones que pueden faltar responden a personas mayores que han tenido inconvenientes al desenvolverse en el registro digital, mas que se están remediando.

Fuentes ha cifrado en veinticuatro familias y dos locales los que se encaran a quedarse sin recurso habitacional y tener que «buscar una nueva casa mientras que se paga la hipoteca de la precedente».

Para finalizar, ha afeado que el Ejecutivo no informara en la asamblea de la semana pasada con altos cargos de la Consejería de Transportes e Infraestructuras de que tenían pensado cerrar por largo tiempo la L7B de Metro de la villa de Madrid a fin de año. «En otoño es cuando más se precisa el transporte público«, ha insistido.

Las indemnizaciones, ya lista

Por su lado, la Comunidad de la capital de España ha explicado ya tiene definidas y dotadas a nivel económico las indemnizaciones para los perjudicados. «Todas y cada una van a tener su indemnización o rehabilitación. Ninguna se va a quedar en la calle«, ha garantizado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, en declaraciones a los medios.

Desde el área han explicado a Europa Press que las cuantías van a depender de los inmuebles perjudicados, ya que existen algunos que tienen, por servirnos de un ejemplo, solo una plaza de garaje perjudicadas, al paso que otros, la residencia al completo.

Por otra parte, han indicado que se van a acometer ya antes de fin de año obras de consolidación tanto en la línea como en el terreno, lo que implicará que se suspenda el servicio de la misma.

Aún no hay una data prevista, mas los trabajos de análisis de la zona presagian que el corte va a ser «largo«. Para esto se ha publicado el contrato para un servicio sustitutivo de autobús, una «medida precautoria» que se toma cuando existe la posibilidad de que se deba cerrar una línea de metro.