Los médicos de los centros de salud públicos madrileños en huelga por la alta temporalidad en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) han denunciado este jueves, coincidiendo con el tercer de parón indefinido, la «muerte de una generación» de facultativos especialistas con un ‘entierro‘ por las calles del centro de la capital y una corona de flores ‘in memoriam’ puesta en la simbólica escultura del oso y el madroño de la Puerta del Sol.

Los ‘temporeros’ del consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, como se han autodenominado para denunciar su situación laboral de temporalidad, han marchado la mañana de este jueves desde Cibeles hasta la puerta del Sol para demandar la estabilización de sus contratos.

La marea de batas blancas ha partido a las diez horas de las proximidades de la fuente de la diosa Cibeles tras las pancartas contra el ‘maltrato médico’ y en defensa de sus derechos que portaban los convocantes de la huelga, el sindicato de médicos Amyts, la Plataforma Médicos y FEA No Fijos de la capital de España-MUD y SomosUrgencias SomosUNO.

A lo largo del quilómetro y medio que dista entre Cibeles y Sol, los médicos han coreado consignas como ‘Escucha, la capital de España, ahora hay que aplaudir’, ‘Veinte años temporal, eso sí que es ilegal’, ‘Escucha la capital de España, tus médicos se van’ o ‘Escudero y Zapatero, estos son tus temporeros’, en referencia al consejero Enrique Ruiz Escudero y al viceconsejero Antonio Zapatero.

Maletas con lemas como ‘Nos mudan de hospital’ para denunciar una precariedad laboral que les fuerza a trasladarse a otras Comunidades Autónomas a trabajar, pancartas con lemas en favor de la Sanidad pública o carteles a la espalda con los años que llevan como temporales han sido otros de los medios utilizados para trasladar sus reivindicaciones.

A su llegada a la Puerta del Sol, sobre las once y cuarenta y cinco horas, ciertos participantes de la manifestación han depositado una corona de flores ‘in memoriam’ al lado de la escultura del oso y el madroño por la «generación perdida» en el Sermas. Junto a ella, las necrológicas con los semblantes de médicos que llevan años encadenando contratos temporales sin posibilidad de afianzar su plaza.

También, los médicos han clamado bajo la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, contra el ‘abuso’ de la temporalidad que practica el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso. Del mismo modo, han tratado de hacer llegar a la jefe del Ejecutivo la corona en memoria de los médicos «fallecidos» al lado de una carta en la que le recuerdan que «los héroes de la capital española» a lo largo de la pandemia prosiguen aguardando una solución.

Al lado de esta queja, los médicos han protagonizado otras concentraciones en frente de las puertas de los centros de salud públicos para denunciar esta situación y demandar a la Consejería de Sanidad que se siente con el comité de huelga para buscar una solución

Por la tarde, además de esto, los convocantes han llamado a asistir a la Plaza de la Villa para dar las gracias al actor Antonio Resines, encargado de leer el pregón de las fiestas de San Isidro, su apoyo a la Sanidad pública.

El actor cantabrio, que recibió el diez de febrero el alta hospitalaria tras continuar cuarenta y ocho días ingresado en el Centro de salud General Universitario Gregorio Marañón de la villa de Madrid por dificultades derivadas del Covid-diecinueve, lanzó «un grito» a favor de los profesionales de la Sanidad pública. «Ni está bien pagado, ni bien administrado», afirmó en un programa de TV.

En agradecimiento a esta apoyo público, desde los colectivos convocantes han llamado a asistir desde la dieciocho horas a la Casa de la Villa para aplaudir este ademán del actor a lo largo del acto de lectura del pregón, al que asimismo asistirán el regidor de la capital de España, José Luis Martínez-Almeida, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y los portavoces de los conjuntos municipales.