La Consejería de Sanidad de la Comunidad de la villa de Madrid va a poner en marcha desde el próximo martes un sistema que dejará a las personas mayores de setenta y cinco años solicitar cita anterior para vacunarse frente al COVID-diecinueve en su hospital con la primera dosis de Pfizer. Sin embargo, los centros de salud proseguirán llamando a los usuarios que no escojan esa alternativa para llenar la inmunización en esa franja de edad.

Conforme explica la Comunidad de la capital de España, este nuevo sistema de cita telefónica, articulado desde la Gerencia Asistencial de Atención Primaria, pretende facilitar y agilizar la vacunación a este conjunto de población. Específicamente, cuando el ciudadano contacte por teléfono con su hospital, se activará una alocución que le notificará de que puede pedir cita para la primera dosis de vacuna activando la opción 0 en el teclado de su teléfono o bien verbalmente. Una vez verificada la edad del usuario y, conforme la disponibilidad de agendas del hospital, se procederá a su convocatoria para percibir la vacuna.

Vacunación a lo largo de este fin de semana

Por otra parte, este fin de semana se proseguirá administrando las dosis a la población general en los 3 puntos de vacunación masiva, 4 centros de salud de la capital y 7 de la zona metropolitana. Específicamente, se proseguirá vacunando a personas de sesenta a sesenta y cinco años de edad con AstraZeneca en el Centro de salud público Enfermera Isabel Zendal, el estadio Wanda Metropolitano y el WiZink Center. El Zendal asimismo inmunizará este fin de semana a mutualistas mayores de setenta con dosis de Moderna.

De forma paralela, los centros de salud Gregorio Marañón, La Paz, doce de Octubre y Fundación Jiménez Díaz proseguirán inoculando dosis de Pfizer a población general con edades comprendidas entre setenta y setenta y cuatro años. Muy puntualmente, los centros de salud Puerta de Hierro (Majadahonda), Móstoles, Fundación Alcorcón, Fuenlabrada, Severo Ochoa (Leganés), Getafe y Tajo (Aranjuez) terminarán este fin de semana de dirigir a personas de sesenta a sesenta y cinco años un pequeño stock de cuatro mil ochocientos dosis de AstraZeneca que quedaron pendientes de inocular.