Los madrileños pueden abonar en periodo voluntario el Impuesto de Recursos Inmuebles (IBI) y la Tasa de Restos Urbanos de Actividades (TRUA) desde el móvil o la tablet, sin que este «jalón» suponga la desaparición de las oficinas físicas de la Hacienda de la capital de España.

La encargada de Hacienda, Engracia Noble, ha presentado en conferencia de prensa estos nuevos servicios digitales de la Hacienda, que dejan el acceso a todas y cada una de las consultas y gestiones del IBI y la TRUA, como el pago, efectuar peticiones u conseguir justificantes.

El Municipio de la capital española ha comenzado con el IBI por el hecho de que es «el primordial impuesto municipal, con mil quinientos millones de euros colectados anualmente y que afecta a dos con dos millones de inmuebles». La TRUA, abonada por locales con usos diferentes a la residencia por los restos urbanos que producen, supone unos cuarenta millones de ingresos. La Plusvalía se va a poder abonar con este nuevo sistema este año.

La manera de conectarse con la Hacienda va a ser mediante [email protected], la plataforma que usan todas y cada una de las administraciones públicas. «Hasta el momento se utilizaba otra plataforma y ahora igualamos con [email protected] dando más seguridad jurídica en materia de protección de datos», ha señalado Noble.