Por MDO/E.P.

El Municipio de la capital de España ha restablecido este lunes las placas con el nombre de la calle de los Hermanos García Noblejas, en el distrito de Cuiudad Lineal. Cumple de este modo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la capital de España (TSJM) que ordenaba su restablecimiento y que no se ha recurrido. El nombre de los Hermanos García Noblejas vuelve de esta forma al callejero de la capital española y desaparece la placa que recordaba a la Corporación Libre de Enseñanza, nombre que que lo había reemplazado.

Además de esto, en las próximas horas está previsto que ‘regrese’ asimismo el nombre de la calle del Crucero Baleares, que recuerda a la embarcación que bombardeó a la población civil en Málaga en su camino cara Almería, famosa como La Basbandá, cuando escapaban de las tropas franquistas, han indicado fuentes municipales.

El Consistorio de la capital da cumplimiento así a la sentencia del TSJM que ratificaba múltiples de los tribunales ordinarios que estimaban que el cambio de nombre no estaba suficientemente justificado.

De esta forma, al alto tribunal madrileño ordenaba recobrar el nombre original de ciertas calles que Manuela Carmena había cambiado en aplicación de la Ley de Memoria Histórica para suprimir toda referencia al franquismo del callejero de la villa de Madrid.

Concretamente, en dos mil diecisiete, bajo el orden de Carmena al frente del Consistorio, se acordó la supresión de cincuenta y dos nombres de vías y plazas que honraban a personas o bien sucesos relacionados con la rebelión militar del dieciocho de julio de mil novecientos treinta y seis, la Guerra Civil o bien el franquismo. Con ese pacto (que se alcanzó con el apoyo de Ahora la villa de Madrid, Partido Socialista Obrero Español y Cs, al paso que el Partido Popular se abstuvo) se daba conformidad a la propuesta del Comisionado de la Memoria Histórica.

Más tarde llegarían los recursos, que ha llevado a los tribunales a cancelar los cambios aprobados asimismo en otras vías como El Algabeño (Hortaleza), Cirilo Martín (Moncloa-Aravaca), Asensio Cabanillas (Chamberí) o bien Millán Astray (Latina).

El juez de instancia exponía que la actuación impugnada adolecía de la suficiente motivación, «sin que del contenido del expediente administrativo puede desprenderse, de forma indudable, que Millán Astray participara en la rebelión militar, ni tuviese participación alguna en las acciones bélicas a lo largo de la Guerra Civil, ni en la opresión de la Dictadura».

La última polémica generada en este sentido se registró el pasado verano con el cambio de la entonces calle del General Millán Astray por el de Profesora Justa Freire en una calle del distrito de Latina.