El comunicado mandado desde Luxemburgo, urbe donde se ubica la sede del Tribunal Europeo, cara la Fiscalía General del Estado con relación al enfrentamiento de competencias sobre la investigación abierta contra el contrato de uno con cinco millones de euros a Priviet Sportive vinculado al hermano de Isabel Díaz Ayuso no ha sentado bien en la Puerta del Sol. Conforme el consejero de Interior, Justicia y Presidencia, Enrique López, este órgano judicial europeo “abusa” de sus competencias al comprender que ha podido haber malversación de fondos Feder y en un complejo ejercicio de pedagogía jurídica, defiende y critica a la vez la actuación de la Fiscalía de España: apoya la resolución de que Europa no acapare por completo el caso y ataca la existencia de la investigación por Anticorrupción.

Ningún juez en España con lo que hay ahora hubiese aceptado a trámite una querella de malversación de caudales públicos”. Así sentencia López su visión sobre la pura existencia de la causa, que la atribuye a motivos políticos y le produce falta de confianza en lo que se refiere a la premisa constitucional de la separación de poderes por ser Dolores Delgado, exministra socialista, quien ostenta el cargo de Fiscal General del Estado. No obstante, no todas y cada una de las resoluciones de la justicia de España con relación al controvertido contrato que reventó la bóveda del PP enfadan al consejero: “En España se prosiguió el procedimiento, como no puede ser de otro modo, y frente a la discrepancia entre Fiscalía europea y la Fiscalía nacional quien soluciona es la fiscal general del estado tras oír a los fiscales de sala, que ha resuelto lo que ha resuelto loe guste o no a la fiscalía europea”.

Así, para este exjuez y actual consejero de Justicia de la Comunidad de la capital española, la resolución de la Fiscalía General del Estado es adecuada en lo que se refiere a Europa,