Por MDO/E.P.

El consejero de Hacienda de la Comunidad de la capital de España, Javier Fernández-Lasquetty, ha señalado este jueves en el Pleno de la Reunión de MAdrid que espera que las primeras rebajas fiscales de la legislatura estén aprobadas en la Cámara regional en el primer trimestre de dos mil veintiuno, unas deducciones que favorecerán a treinta personas y van destinadas a favorecer el cuidado de personas mayores o bien con discapacidad, el talento y facilitar el acceso a la residencia joven.

De este modo lo trasladado en el Pleno de la Reunión de la capital de España, donde ha insistido en que el compromiso de bajar impuestos «prosigue adelante más firme que jamás» por el hecho de que es «lo mejor que se puede hacer contra la crisis económica generada por el Covid tanto para reducir la carga que aguantar las familias y empresas para impulsar la restauración».

«Es lo que han hecho la mayor parte de los países de la UE. Es el Gobierno de Sánchez el único que va en dirección opuesta subiendo impuestos como lo hace de forma absolutamente enloquecida en los próximos Presupuestos Generales», ha subrayado. En cambio, ha protegido que el modelo de la Comunidad basado «en libertad económica, impuestos bajos y respeto a la propiedad» es «más justo y marcha mejor».

El consejero madrileño ha sostenido que, siguiendo compromiso adquirido en las elecciones y en la investidura, reducirán medio punto la tarifa autonómica del impuesto sobre la renta lo que favorecerá más que a absolutamente nadie a los de menor renta. Este descuento favorecerá a todos y cada uno de los madrileños, mas especialmente a los tramos de menor renta, y con progresividad: en el primero de ellos, la rebaja del tipo impositivo va a ser de un cinco con seis por ciento, al pasar del nueve al ocho con cinco por ciento; en el segundo, de un cuatro con cinco por ciento; en el tercero, de un tres con ocho por ciento; en el cuarto, de un dos con ocho por ciento; y en el quinto y último, de un dos con cuatro por ciento.