Por MDO/E.P.

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros en la Comunidad de la villa de Madrid sumaron 1’11 millones en el mes de julio, cifra que supone multiplicar por 2’4 veces la registradas hace un año, de las que seiscientos sesenta y 2 mil quinientos ochenta y cinco correspondieron a viajantes nacionales y cuatrocientos cincuenta y cuatro mil seiscientos setenta y uno a visitantes internacionales, conforme se desprenden de los datos publicados este martes por el INE (Instituto Nacional de Estadística) en el informe mensual de coyuntura hotelera.

En el mes de julio, fueron quinientos cuarenta y 7 mil ochocientos veintinueve viajantes los que optaron por alojarse en hoteles de la zona, trescientos treinta y ocho mil seiscientos cincuenta más que exactamente el mismo mes de dos mil veinte, de ellos trescientos sesenta y 7 mil setecientos sesenta y cuatro nacionales y ciento ochenta sesenta y cinco residentes en el extranjero. La estancia media se situó en 2’04 días.

En lo que se refiere a las tarifas, el coste medio en establecimientos madrileños fue de 78’83 euros, un 2’84 por ciento más que en exactamente el mismo mes de dos mil veinte.

El ingreso medio diario por habitación libre (RevPAR), condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 33’06 euros, un 51’41 por ciento más que en exactamente el mismo mes de dos mil veinte, al paso que la facturación media diaria por cada habitación ocupada (ADR) fue de 72’43 euros, un 24’36 por ciento más en tasa anual.

El mes pasado se cubrieron el 38’45 por ciento de las plazas hoteleras ofertadas en la zona, con ochocientos sesenta hoteles abiertos (en frente de los seiscientos setenta y nueve abiertos hace un año) y cuarenta y 7 y ciento veintiocho habitaciones libres estimadas, y el grado de ocupación por plazas en el fin de semana se situó en el 45’36 por ciento . En lo que se refiere al personal empleado, los hoteles contaban con ocho.209 en frente de los tres.338 trabajadores contabilizados en el mes de julio de dos mil veinte.

Datos nacionales

A nivel nacional, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros subieron un 7’6 por ciento en los 7 primeros meses del año con respecto al mismo periodo de dos mil veinte en un contexto marcado por el impacto de la pandemia del coronavirus sobre el ámbito turístico.

Solo en el mes de julio las pernoctaciones en los hoteles españoles superaron los 26’3 millones, lo que supone multiplicar durante más de 2 (+125 por ciento ) las efectuadas en exactamente el mismo mes de dos mil veinte, conforme ha informado este martes el INE (Instituto Nacional de Estadística).

Atendiendo a la procedencia, las pernoctaciones de los viajantes residentes en España, que representan un 56’6 por ciento del total, aumentaron un 97’4 por ciento en tasa anual, al paso que las de los no residentes subieron un ciento setenta y cinco por ciento .

Si se equipara el dato de julio del año en curso con exactamente el mismo mes de dos mil diecinueve, sin pandemia, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros muestran un descenso del treinta y ocho,9 por ciento .

No obstante, las pernoctaciones de los viajantes residentes en España aumentaron un 0’4 por ciento y superan los niveles de ya antes de la pandemia, al tiempo que las pernoctaciones de los no residentes bajaron un 59’5 por ciento .

Por otra parte, la estancia media aumentó un 15’8 por ciento con respecto a julio de dos mil veinte, situándose en 3’1 pernoctaciones por viajante.

Los destinos primordiales de los viajantes residentes en España son Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana, que presentan unas tasas anuales de alteración de las pernoctaciones del 101’0 por ciento , 101’9 por ciento y 132’7 por ciento , respectivamente.

Por su lado, el primordial destino escogido por los no residentes es Baleares con un 42’5 por ciento del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros suben un 242’3 por ciento con respecto a julio de dos mil veinte. Los próximos destinos de los no residentes son Cataluña y Canarias.