El ambiente de Joaquín Costa-Francisco Silvela recobra la movilidad anterior a la demolición del ‘scalextric’ de forma paulatina. El Municipio de la capital española ha reabierto este viernes el túnel de Avenida de América, excepto uno de los carriles de acceso al mismo desde el sur, y los trabajos de reurbanización en la zona avanzan a gran ritmo. En verdad, el regidor, José Luis Martínez-Almeida, ha anunciado esta mañana en una visita a la obra que esta concluirá «a inicios del año próximo».

La primera fase de la intervención, que está ejecutando el área encargada de Obras y Equipamientos, termina de finalizar. Ya se han completado la mediana central del eje, las 2 islas de la rotonda de López de Hoyos y la mediana central de Príncipe de Vergara. Asimismo se han articulado los cruces trasversales de las instalaciones, como se han puesto los nuevos semáforos, la jardinería de la mediana y su pertinente sistema de riego.

El paso a nivel de Joaquín Costa-Francisco Silvela se derruyó en el verano de dos mil veinte una vez que su vida útil se diese por finalizada tras el colapso de la estructura. El área que dirige Paloma García Romero diseñó entonces una reestructuración del campo que diese como resultado un boulevard arbolado que evocara al que allá discurrió desde el siglo XIX hasta la construcción del puente en los años sesenta.

Desde abril se han destruido los firmes de los 2 carriles centrales, sobre los que se ha vertido una primera capa de asfalto, aguardando a aplicar la final cuando vayan a finalizar las obras. Tanto esta operación como la de ejecutar la mediana central ha resultado «más compleja de lo previsto», conforme fuentes consistoriales, al encontrarse viejos pozos de ventilación de Metro fuera de servicio bajo el paso elevado. Exactamente los mismos formarán una parte de los nuevos carriles de circulación y para esto se han instalado losetas de cubrición que dejen superar el tráfico que aguantarán.

Ahora arranca la segunda fase de los trabajos. Esta entiende la creación del carril bicicleta, la construcción de las medianas laterales y la de nuevas aceras. Cada tramo de las calles perjudicadas se va a ir abriendo conforme se acaben las actuaciones. Los carriles centrales de Joaquín Costa y Francisco Silvela ya están abiertos, como su conexión con los pasos subterráneos que continuaban cerrados, lo que va a facilitar la fluidez del tráfico. Además de esto, desde agosto ya se puede hacer empleo del segundo carril en dirección norte del túnel de República Argentina.

El regidor ha comprobado in situ este viernes como marchan las obras al lado de la encargada del ramo, Paloma García Romero, y a la concejal presidente de Chamartín, Sonia Cea. Desde la calle Joaquín Costa ha señalado que este proyecto «marca la urbe del futuro» a la par que da cabida al «más que justo» homenaje a las víctimas del terrorismo en forma de una estatua que cobijará el nuevo boulevard. El primer edil asimismo ha puesto en valor el ‘muSeo’ al aire libre que se implantará en la avenida que «embellecerá toda la zona».