Por MDO/E.P.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para dos mil veintidos incluirán una ayuda de hasta cien euros para familias con hijos que perciben el Ingreso Mínimo Vital o bien tengan ingresos económicos bajos.

Unidas Podemos y el Partido Socialista Obrero Español han alcanzado un pacto para incluir esta medida a través de enmienda transaccional a las nuevas cuentas públicas. Este complemento va a tener como finalidad avanzar en el apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad y reducir la pobreza infantil en este país.

De esta manera y aparte de los perceptores del IMV, van a poder percibir esta ayuda familias formadas por 2 personas adultas y un pequeño con ingresos de hasta veintisiete euros, como familias con 2 pequeños y 2 adultos por ingresos totales de hasta treinta y 2 y cien euros.

Asimismo disfrutarán de este complemento, conforme han explicado fuentes de Unidas Podemos, familias monoparentales con un hijo a cargo y hasta veinticinco y setecientos euros de ingresos y aquellas asimismo monoparentales con 2 pequeños a cargo y que se ubiquen hasta treinta y ochocientos euros anuales.

El diseño de esta iniciativa prima a los hijos de hasta 0 a tres años. De este modo las familias con pequeños de 0 a tres años van a tener cien euros por mes, para las que tienen hijos de entre tres a seis años la horquilla se fija en setenta euros y en el caso de seis a dieciocho años se establece cuarenta euros.

Desde el conjunto confederal aguardan poder convenir nuevas enmiendas con el asociado de Gobierno en las próximas horas para asegurar que el IMV «llega a todo el mundo que lo precisan».

Belarra ve más cerca la prestación universal

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha señalado esta mañana en declaraciones a Onda Cero, que este complemento supone un avance cara la meta de lograr una prestación universal por crianza, algo que «robustecería el estado del bienestar».

Unidas Podemos había planteado ya incluir esta prestación en el boceto de los Presupuestos, que se presentó el día de ayer, mas por último su desarrollo se incluirá en la tramitación parlamentaria, por medio de las citadas enmiendas.

Belarra ha explicado que llevan «un buen tiempo» negociando con el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, al enfatizar que han sido «muy francos» en que este nuevo derecho «desgraciadamente a nivel administrativo no venía marchando como deseaban».

«Como ministra de Derechos Sociales estaba muy empeñada en que pudiéramos avanzar en una prestación por crianza universal que de alguna forma va a llegar«, ha explicado para incidir en que una parte esencial de las familias con reducidos ingresos tendrán esta ayuda, que hasta el momento solo llegaba a las madres trabajadoras.

El día de ayer la titular de Derechos Sociales especificó que la Ley de Familias desarrollará un marco estatal de acompañamiento y apoyo para los primeros tres años desde el nacimiento del bebé. Particularmente mencionó a «un bulto» que incluirá medidas dirigidas a «asegurar un ambiente saludable y seguro donde se desarrolle la crianza, el acceso a un sistema sanitario y educativo universal, y a una alimentación sana para todos y todas y cada una».