Por MDO/E.P.

La Comunidad de la villa de Madrid prevé tener listas para entregar en dos mil veintidos las ayudas de catorce y quinientos euros por hijo para madres menores de treinta años y con ingresos no superiores a treinta.000 euros año años anunciadas en el discute de investidura por la presidente Isabel Díaz Ayuso.

De esta manera lo ha señalado este sábado la consejera de Familia, Juventud y Política Social del Gobierno autonómico, Concepción Dancausa, a lo largo de su visita al Centro Maternal Vivienda Villa Paz de Pozuelo de Alarcón. Este centro ofrece recursos de apoyo y atención especializada a mujeres gestantes bajo riesgo o bien situación de exclusión social a fin de que puedan proseguir adelante con sus embarazos y consigan un grado de autonomía que deje su inclusión sociolaboral.

«La meta de este Gobierno es resguardar y asegurar los derechos de todas y cada una de las familias madrileñas, con independencia de su número de miembros o bien situación personal, y eludir que la carencia de posibilidades económicas obstruya la capacitación de un proyecto familiar en la zona», ha subrayado Dancausa.

En este sentido, ha recordado que esta semana se ha puesto en marcha la Comisión Interdepartamental formada por los viceconsejeros de todas y cada una de las consejerías que se reunirá la semana próxima y realizará las diferentes propuestas y medidas de la Estrategia, orientadas a la protección de la maternidad y a la conciliación de la vida en familia, personal y laboral.

Entre esas medidas resalta la citada ayuda, un pago mensual de quinientos euros a todas y cada una de las mujeres menores de treinta años de la zona que, en el instante de su embarazo, lleven cuando menos diez años censadas en la Comunidad de la capital de España y cuyos ingresos no superen los treinta.000 euros anuales.

La percepción de este ingreso de quinientos euros a lo largo de veintinueve meses (catorce y quinientos euros en suma) va a ser absolutamente compatible con el desempeño de una actividad laboral retribuida por la parte de las adjudicatarias.

2 centros con un total de ciento veinte plazas

La titular regional de Familias ha querido resaltar el trabajo que efectúan los profesionales de esta vivienda y de la Vivienda Norte, otro centro de exactamente las mismas peculiaridades gestionado por la Comunidad de la capital de España, para respaldar y atender a las mujeres sin recursos económicos o bien redes de apoyo familiar y en situación de vulnerabilidad que deciden continuar adelante con sus embarazos.

Las dos viviendas ofrecen un total de ciento veinte plazas de alojamiento temporal, que se extiende a lo largo de por lo menos un año y que solo comienza a contar cuando la madre alcanza la mayor parte de edad. Además de esto, las usuarias cuentan con los recursos precisos para asegurar su conservación y participan en un plan de intervención personalizado tanto para ellas para sus hijos.

Este programa consta de diferentes fases (acogida, consolidación, autonomía y también independencia) cuya duración cambia en función de las peculiaridades y necesidades de cada usuaria, y en las que las madres van asumiendo progresivamente responsabilidades en aspectos como la crianza y cuidado de sus hijos, su capacitación o bien la busca de un empleo que les deje contar con de recursos económicos.

En los últimos instantes del programa la supervisión por la parte de los profesionales del centro se marcha reduciendo para promover la autonomía personal y la asunción plena de las responsabilidades trabajadas durante toda la estancia en el recurso.

Cada uno de ellos de estos centros cuenta además de esto con una escuela infantil de exclusivo uso para las madres y futuras madres, donde reciben orientación sobre los cuidados y atención que requieren sus hijos en función de cada etapa evolutiva. Y asimismo disponen de un servicio de atención sicológica para mujeres que presenten inconvenientes de inestabilidad sensible o bien perturbaciones de conducta y que desarrolla una actuación concreta para dotarlas de las herramientas precisas que faciliten una conveniente asunción de sus responsabilidades y funciones maternales.