Por MDO/E.P.

La Comunidad de la capital de España sostiene este domingo activa la Alarma dos o Nivel de Alto Peligro del Plan de Vigilancia de los Efectos de las Olas de Calor sobre la Salud frente a la previsión de temperaturas máximas que van a llegar hasta los cuarenta,2º.

Se trata de la segunda ocasión en la que se activa en esta temporada de verano, tras la ola de calor de mediados del pasado mes de junio, y continuará hasta el lunes próximo, día dieciocho, ha indicado Dirección General de Salud Pública.

De cara a los próximos días, las temperaturas máximas previstas para este lunes es de 39,2º y bajará tenuemente de cara al martes, hasta los 36,3º, conforme el Folleto de información de olas de calor.

El plan va a estar operativo hasta el próximo quince de septiembre con la meta de reducir al límite las consecuencias de las elevadas temperaturas en la población más frágil como personas mayores, bebés, población infantil y enfermos crónicos.

Esta temporada se ha dado la coyuntura inusual de que, frente a las elevadas temperaturas registradas la tercera semana del mes de mayo, la Consejería de Sanidad puso en marcha la alarma 1 de Cautela a lo largo de los días diecinueve y veinte, en previsión de la primera ola de calor de la época, bastante más temprana de lo común.

AEMET

Por su lado, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sostiene activada la alarma naranja por elevadas temperaturas en toda la zona, con máximas que superarán los cuarenta grados en ciertos puntos.

En concreto, en la Sierra se alcanzarán temperaturas de hasta treinta y siete grados, al paso que en la capital, zona Metropolitana y Corredor del Henares se van a llegar hasta los cuarenta y muy puntualmente hasta los cuarenta y uno grados, a los que a buen seguro consiguieron las regiones del Sur, Vegas y Oeste de la zona.

Recomendaciones contra el calor

Desde el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero se recuerda la relevancia de sostener una hidratación conveniente con la ingesta de rebosantes líquidos y el consumo de comestibles ricos en agua como fruta, ensaladas o gazpacho, entre otros muchos.

Esta recomendación resulta singularmente esencial para las personas mayores, que deben tomar por lo menos dos litros de agua al día, aun si bien no tengan sed, puesto que es muy usual que tengan disminuida la necesidad de hacerlo.

Por norma general, es recomendable no efectuar ejercicio a lo largo de las horas más calurosas del día, intentando llevar prendas de tejidos naturales, ligeros y de colores claros y no exponerse innecesariamente al sol a lo largo de las horas de máxima intensidad.

Los especialistas insisten en que jamás se deje a una persona en un vehículo expuesto al sol, y que se esté pendiente de familiares, vecinos y personas frágiles, en especial si viven solas.

En el caso de urgencia se aconseja contactar con el ciento doce.