Por MDO/E.P.

La Virgen de la Paloma, una festividad con más de ciento treinta y cuatro años de historia y que se festeja cada quince de agosto en la capital madrileña, va a estar un año más marcada por la pandemia de Covid-diecinueve.

Conforme ha afirmado el vicario episcopal de la Vicariato VI, Gabriel Benedicto, el aforo de los actos rituales se ha reducido de seiscientos asistentes que hubo en precedentes ocasiones a solo ciento cincuenta este año debido a las limitaciones sanitarias.

También, para acudir a la misa de este domingo a puerta cerrada se han repartido convidaciones a diferentes colectivos entre aquéllos que resaltan «anderos, tradicionales, congregaciones, bomberos y familiares, trasplantados y donantes de órganos o bien convidados de la parroquia», ha afirmado el vicario.

Este acto va a contar asimismo con la tradicional visita de los políticos madrileños a la parroquia que acoge a esta advocación. De esta manera, Benedicto ha asegurado que agradece la presencia de los políticos en tanto que «representan al pueblo de la capital española».

Una tradición del siglo XIX

La famosa como Virgen de la Paloma es realmente una imitación de la Virgen de la Soledad, una advocación que empezó en España en mil quinientos treinta y tres y que conforme el vicario «representa el instante en el que la virgen sepulta a su hijo y se queda sola y pasa esas 2 noches de angustias«.

Este cuadro fue encontrado por unos pequeños en un horno donde iban a abrasar muebles. Ellos lo recogieron y lo llevaron a casa de su tía, Isabel Tintero (en nuestros días sepultada en esta parroquia), quien decidió exponer la imagen en la testera de su casa y «en escaso tiempo la gente empieza a orar todas y cada una de las tardes el rosario, hay una cadena de milagros que llega hasta la casa real y entonces se proyecta una capilla», ha explicado Benedicto.

«La imagen aparece en mil ochocientos ochenta y siete y en mil ochocientos noventa y seis (9 años después) se inaugura una capilla frente a la casa original», ha apuntado el sacerdote quien asimismo ha indicado que en mil novecientos doce se inauguró el templo actual para acrecentar de este modo la capacidad del precedente circuito.

Una de las fiestas más populares de la capital

El culto a la Virgen de la Paloma está asimismo muy relacionado con la presentación de los pequeños a la virgen en tanto que «la cuñada de Isabel Tintero presentó a sus hijos y desde ese momento hay generaciones enteras que han sido presentadas a la Virgen de la Paloma pidiendo su protección», ha apostillado el vicario.

Desde la parroquia han asegurado que se trata de una devoción que «ha tocado todos y cada uno de los estratos» como se puede ver en el templo con una vidrieras con títulos nobiliarios de la corte de la capital de España mas que asimismo está relacionado con «el planeta de los toreros, los artistas, el pueblo madrileño, los tradicionales y los bomberos».

«Su popularidad es un misterio por el hecho de que absolutamente nadie la patrocina de forma directa y semeja una imagen un tanto de segunda categoría«, ha asegurado Benedicto. Además de esto, ha valorado que «con su mirada se ganó el cariño del pueblo y asimismo con las gracias puesto que siempre y en todo momento se ha dicho que es muy milagrera y esto hizo que corriese como la pólvora».

La soledad como objeto de identificación

Una clave del éxito de esta advocación es la soledad en tanto que «eso toca a los jóvenes, a los casados, a los mayores, asimismo en los embarazos, en los instantes bastante difíciles, frente a una operación, frente a un paro, frente a una depresión«, ha sentenciado el religioso.

Por otra parte, en lo que se refiere a las fiestas populares Benedicto ha afirmado que «en los años treinta, las fiestas del verano eran las fiestas de la Paloma en tanto que se organizaba un enorme despliegue en la capital española».

«No únicamente en la zona si no asimismo hasta el Pardo donde se efectuaban concursos corales y acuáticos. Es cierto que en el siglo veinte hay una tradición de que el pueblo madrileño no solo festeja esta advocación en su templo si no asimismo en las calles que se adornan y hoy es cierto que se ponen muchos puestos de terrazas y semeja patraña que haya tanta gente en la villa de Madrid en el mes de agosto», ha concluido el vicario.

Las Ventas acogerá una misa y el cardenal Osoro oficiará la eucaristía solemne en la parroquia

La plaza de toros de Las Ventas acogerá este domingo una eucaristía en el ruedo a las 10:30, donde se pondrá un cuadro de la Virgen de la Paloma entre la arena y el tendido.

Además de esto, ha informado la Arquidiócesis, se efectuará asimismo una solemne misa a las 13:00 que va a estar encabezada por el arzobispo de la capital española, el cardenal Carlos Osoro, y solo se va a poder acceder con convidación. Sin embargo, va a haber misas desde las 7:00 hasta las 11:00 con asistencia de fieles hasta llenar el aforo.

Mientras que, en el Patio de Cristales de la plaza de la Villa a las 11:00, el regidor de la capital de España, José Luis Martínez-Almeida, entregará las Palomas de Bronce – Cuerpo de Bomberos, que este año han recaído en Rafael Ferrándiz Albendea, José Ignacio de Loyola Ortiz García y María Teresa Gutiérrez Rodríguez.

Los cultos concluirán con el rezo del Rosario, a las 19:00, y el canto de la salve, si bien debido a la Covid-diecinueve, la imagen de la Virgen no va a poder recorrer en procesión las calles del distrito.