‘¡Suda la camiseta! Nuestra meta es un planeta más sustentable, ganar un futuro mejor y una salud de oro’, es el leimotiv escogido este dos mil veintidos por el Municipio de la villa de Madrid para festejar este sábado, veinticuatro de septiembre, el Día del Deporte. La jornada, que va a tener sitio en el parque Juan Carlos I, va a contar con música y animación, y se desarrollará en un ambiente festivo, inclusivo e intergeneracional que va a prestar singular cuidado y atención a la salud y al medioambiente.

El propósito en esta edición en que la urbe ostenta el título de Capital Mundial del Deporte, es “convertir el deporte en una herramienta de transición ecológica”, ha explicado la responsable del Área encargada de Deporte, Sofía Miranda, quien ha asegurado que “la integración de la práctica deportiva en los Objetivos de Desarrollo Sustentable deja advertir de forma clara de qué forma el deporte se transforma en un dinamizador del tejido asociado-económico y un instrumento para aplicar políticas de administración socialmente responsables”.

El Municipio invita a los madrileños a que, sea como sea su edad, capacidad o condición física, asistan a esta jornada para gozar de actividades de práctica deportiva sustentable, en la que se van a poder probar todas y cada una de las nuevas propuestas del Municipio, hacer deportes urbanos o acudir a juegos que el equipo de profesionales del Área Encargada de Deporte, organizadora del acontecimiento, planteará a los asistentes.

En verdad, los participantes en el Día del Deporte van a poder ejercitarse en nuevas tendencias en deportes urbanos como parkour, skate, BMX, o plogging, o gozar de un adiestramiento funcional en uno de los Cubo Gym que existen en la capital española.

A lo largo de la jornada asimismo se efectuarán, en cooperación con la Fundación De España Deporte Seguro, la villa de Madrid Salud y el Área de Medio Entorno y Movilidad actividades, diferentes actividades enfocadas a la salud, como valoración funcional, juegos sobre nutrición y hábitos saludables, talleres de cambio climático, pruebas de esmero, test de salud, talleres de espalda o actividades de sensibilización en administración de restos.