Por MDO/E.P.

El calor proseguirá marcando esta semana en una buena parte de España, si bien este martes se recobrarán los valores normales en la mitad occidental, y los avisos por peligro de elevadas temperaturas proseguirán extendiéndose los próximos días hasta el momento en que el viernes una borrasca afecte a la Península y dé sitio a un refrescamiento de la atmosfera, conforme ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La portavoz de la AEMET Beatriz Hervella ha señalado que el «alivio térmico va a llegar de forma previsible a todas y cada una aquellas zonas que han mantenido avisos por máximas elevadas esta semana».

Mas por el momento, explica que la situación prosigue marcada por una dorsal prácticamente estacionaria sobre España y una borrasca en el Atlántico que no acaba de poder circular y de este modo empujar a esta dorsal.

No obstante, una pequeña alteración de esa borrasca recorrerá este martes el norte de la Península y también inestabilizará allá tenuemente la situación meteorológica, mas el miércoles nuevamente la dorsal se recobrará.

Hervella ha añadido que el viernes, de forma previsible, se va a romper esta situación y la borrasca atlántica «enfilará cara Francia» y quebrará la situación de altas presiones. De esta forma, ha apuntado que aportará algo de agua al nordoeste peninsular y, sobre todo refrescará los termómetros en «aquellas zonas que se habían resistido a hacerlo».

Específicamente, los avisos por temperaturas máximas de color naranja (peligro esencial) se concentran en el val del Tajo. El martes el peligro bajará de nivel naranja a amarillo en Castilla-La Mácula y «prácticamente» van a desaparecer en el tercio este de Canarias.

Normalmente, prevé que desde el martes la situación volverá «a la normalidad» en lo que se refiere a las temperaturas en una buena parte de la testera atlántica. Al contrario, conforme avance la semana se van a ir abriendo poco a poco más zonas de avisos por máximas elevadas: primero el martes, en el cuadrante nororiental, en el val del Ebro, Pirineo oscense, el Maestrazgo y se generarán tormentas en una buena parte de las zonas montañosas de la mitad norte que van a ser «en especial significativas» en Maestrazgo y Pirineos.

En comparación con miércoles, prevé que los avisos por máximas elevadas se activarán en ciertas áreas del este de Castilla y León y Navarra y, sobre el jueves, prevé que aun se amplíen a más zonas del extremo norte. En estos 3 días se sostendrán los avisos de peligro (amarillos), tanto en la Comunidad de la villa de Madrid, en el este de Castilla-La Mácula.

La portavoz destaca que el viernes con la borrasca circulando «con algo más de brío» bajarán las máximas en toda España, salvo en el litoral mediterráneo y los avisos van a perder extensión y también intensidad.

Para resumir, Hervella precisa que la situación va a quedar muy condicionada a esta borrasca y apunta que su configuración es «singularmente bastante difícil de pronosticar», con lo que recomienda proseguir la predicción meteorológica.