Mientras que miles y miles de afganos procuran escapar del país desde el momento en que el pasado domingo los talibanes se hicieron con el control del país, la política madrileña se encara sobre la opción de que la Comunidad de la capital de España sea sitio de acogida para asilados provenientes de Afganistán.

Los partidos de izquierdas solicitan a la presidente Isabel Díaz Ayuso que active un plan de acogida para estas personas, singularmente para las mujeres, mas el partido de la ciudad de Santiago Abascal ha puesto el foco en la repatriación de diplomáticos y traductores, para la que hay 2 aeroplanos del ejército de España camino de la ciudad de Kabul, y ha rechazado que se acoja a asilados en España.

«Es una necesidad humanitaria y la presidente Isabel Díaz Ayuso no puede proseguir mirando para otro lado«, ha publicado Podemos Comunidad de la villa de Madrid en sus redes sociales puesto que consideran, como el resto de partidos de izquierdas de la Reunión de la capital de España, «en especial alarmante la situación de vulnerabilidad de las mujeres y pequeñas de Afganistán que han comenzado a padecer las consecuencias del fundamentalismo religioso islámico».

Por esta razón, demandan «la activación de un plan de acogida» por la parte del Gobierno regional en coordinación con las diferentes administraciones eficientes a semejantes efectos.

«Como en todo enfrentamiento, las mujeres y la niñez atraviesan una situación de vulnerabilidad y por ende consideramos esencial que se garanticen los derechos humanos en todo el proceso. En caso contrario, si no se facilita su salida de Afganistán, podemos prever que las mujeres y pequeños y pequeñas afganas volverán a padecer exactamente la misma falta de derechos, discriminación y violencia que en el resto de las zonas dominadas por los talibanes», ha lamentado.

La Comunidad es «una tierra solidaria y de acogida»; por este motivo, estiman que el Gobierno de Ayuso «no puede proseguir mirando cara otro lado». «Podemos Comunidad de la capital española siempre y en todo momento va a estar a la vera de los DDHH y la solidaridad internacional», ha aseverado.

En exactamente el mismo sentido se han expresado tanto la portavoz de Más la villa de Madrid, Mónica García, como su análoga socialista, Hana Jalloul. La izquierda coincide en la necesidad de ofrecer plazas, en especial para mujeres afganas, un conjunto en especial en riesgo tras la victoria talibán.

Concretamente, Jalloul, ha sugerido a la presidente de la Comunidad de la villa de Madrid, que «en tanto que habla de libertad, luche asimismo por la libertad de las mujeres afganas» perseguidas por talibanes y les ofrezca plazas.

«Igual que han hecho otras comunidades, si puede estaría buen que ofreciese plazas. En tanto que habla de libertad, que luche por la libertad de las mujeres afganas y ofrezca plazas. No estaría mal», ha trasladado Jalloul en declaraciones a los cronistas a lo largo de su visita a Robledo de Chavela.

El Partido Socialista Obrero Español ya ha asegurado que los municipios socialistas van a ser «solidarios y responsables» en el momento de acoger asilados afganos. Por su lado, la Comunidad de la villa de Madrid ya ha dicho que se halla «a predisposición» de lo que pida el Gobierno central en esta materia, sobre la que por el momento no han recibido «ningún requerimiento».

Si bien la líder de Vox en la Comunidad de la capital de España, Rocio Monasterio, no se ha pronunciado de forma directa, sí que ha retuiteado los mensajes de la ciudad de Santiago Abascal en los que ha dejado clara la postura de su partido y en el que ha asegurado que han de ser los «países musulmanes lindantes» quienes acojan a los afganos que escapan del país.

«Los afganos que escapan del terror talibán han de ser acogidos en los países musulmanes lindantes. Si bien el acuerdo de los políticos progres pretenderá ahora que sean los europeos los que padezcan las consecuencias de sus fallos y de sus traiciones», asegura.

Para Abascal, «Europa, y Occidente normalmente, debe aceptar que su forma de vida puede ser derrotada militar, demográfica y de manera comercial, salvo que comencemos a defenderla, en lugar de a degradarla como hasta el momento con la imposición simultánea del relativismo y del multiculturalismo».

La Comunidad, sin embargo, a través del Consejero de Transporte y también Infraestructuras, David Pérez, ha asegurado que el Gobierno regional está «a predisposición» de lo que necesite el Estado y ha indicado que por el momento n han recibido «ningún requerimiento».