La Marea Verde convoca una manifestación para el cinco de septiembre

La Marea Verde convoca una manifestación para el cinco de septiembre

Por MDO/E.P.

La Marea Verde de la villa de Madrid, integrada por asociaciones y colectivos de enseñantes, sindicatos, plataformas, estudiantes y profesores a nivel individual, AMPAS y familias ha citado una manifestación para el cinco de septiembre tras denunciar que «los planes de la Consejería de Educación no aseguran una vuelta segura a las salas».

Desde Marea Verde, «apostando totalmente por la presencialidad frente al trabajo a distancia siempre que no haya nuevo confinamiento», se considera «indispensable para una vuelta segura a las salas, aparte de las pertinentes medidas de seguridad y también higiene en los centros de educación públicos, el descenso de las ratios, el incremento de cupos, la minoración de los periodos laborables, la estabilidad y el incremento de las plantillas de los centros con la contratación de enseñantes y de otros profesionales en unas condiciones dignas».

Además, se requiere «el refuerzo de atención a la diversidad y la orientación educativa pública, incrementando sus medios y personal; la adaptación conveniente de los contenidos curriculares como dotar de medios técnicos precisos a familias y enseñantes para no regresar a dejar atrás al estudiantado más vulnerable; establecer protocolos sanitarios en los centros y acrecentar la financiación».

Por este motivo, demanda que «lejos de tener en cuenta estas medidas, la Comunidad de la villa de Madrid ha anunciado hace apenas unos días su pretensión de no acrecentar la plantilla enseñante para el próximo curso y cubrir las necesidades educativas del siguiente curso con voluntarios de ONG y estudiantes de Magisterio en prácticas».

Al respecto, comprueba que «en frente de esta política de la Comunidad de la capital de España se hallan otras comunidades como Cataluña, Andalucía o bien Navarra que han anunciado su pretensión de efectuar nuevas contrataciones en el mes de septiembre de refuerzo enseñante», mientras que «de nuevo la Comunidad de la capital de España se ubica a la cola en lo que se refiere a inversión pública y refuerzo de la Educación Pública».

Además de esto, desde Marea Verde se vuelve a demandar que el dinero que el Gobierno central va a destinar a Educación se invierta en Educación Pública, «la que ya venía padeciendo duros recortes aun ya antes de la crisis de dos mil ocho y estos recortes prosiguen sin revertirse».

Para visibilizar las «líneas rojas», la Marea Verde ha anunciado que «no va a descansar en verano, efectuando acciones en la calle y en redes», ya antes de la manifestación participación del próximo cinco de septiembre, y ha advertido de que no se descarta la huelga.

«Agresiones a la educación pública»

Además, los sindicatos de la enseñanza CCOO, Unión General de Trabajadores, Confederación General de Trabajadores y STEM han planeado una ronda de contactos con agentes sociales y una serie de reuniones enseñantes en línea con la meta de prepararse para una «intensa movilización» de cara al curso 20/21 «de proseguir las agresiones a la educación pública por la parte de la Comunidad de la capital española».

En un comunicado conjunto, las citadas organizaciones sindicales apuntan que «el pago» de la Administración autonómica al personal de la educación pública madrileña «por sus sacrificios a lo largo de la complicadísima situación producida por la pandemia de Covid-diecinueve no es otro que persistir en los recortes a la educación pública, caiga quien caiga».

«En contraste a otras administraciones, que prevén invertir en más recursos para la red pública, la Consejería madrileña persiste en su agenda de recortes», han señalado, para agregar: «ni dotación de infraestructuras ni recursos materiales auxiliares».

«Cero recursos para compensar el daño al estudiantado que ha producido el confinamiento, en especial a aquel que se halla en situación de mayor vulnerabilidad, de no ser que consideremos como semejantes, y no es una gracieta de mal gusto, la idea de mandar voluntarios o bien becarios a los centros para cumplir funciones enseñantes», han añadido.

A juicio de las organizaciones sindicales, «la Consejería, completamente indiferente a la realidad de los centros, se ofusca a toda costa en no reconocer la necesidad de un aumento real de plantillas para cualquiera de los posibles escenarios que se puedan abrir a lo largo del próximo curso».

Conforme han señalado, «esta negativa a la contratación de personal hace imposible el desdoblamiento de conjuntos para asegurar las medidas de seguridad precisas para enseñantes y estudiantado», para calificar de «macabro» que enseñantes, estudiantado y familias deban jugarse la salud por la ausencia de medidas en el campo educativo que sí se aplican en otros campos, como «asegurar cierta distancia social».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *