Por MDO/E.P.

Los establecimientos de hostelería y otros servicios alimenticios deberán ofrecer a sus clientes del servicio la posibilidad de que se lleven, sin costo a mayores, lo que no han consumido y deberán informar de ello de forma perceptible, preferiblemente en la carta o bien menú.

Para esto, van a deber contar con de envases capaces reutilizables, conforme recoge el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimenticio, normativa pensada para generar una radical reducción del desecho de comestibles sin consumir que termina en la basura y promover un mejor aprovechamiento de exactamente los mismos.

Además, la regla prevé que las compañías distribuidoras de comestibles van a deber estimular, así como las administraciones, la venta de productos con data de consumo preferente o bien de caducidad próxima.

Específicamente, los establecimientos de venta al por menor con una superficie que van a fijar las comunidades autónomas (jamás inferior a cuatrocientos metros cuadrados), van a deber promover líneas de venta de productos considerados feos, imperfectos o bien poco estéticos que estén en condiciones perfectas de consumo.

Además van a deber estimular la venta de comestibles de temporada, de cercanía, ecológicos y ambientalmente sustentables y al peso, y progresar la información sobre el aprovechamiento de exactamente los mismos.

La ley establece que el Gobierno adoptará políticas públicas y medidas para promover la adecuación de las datas de consumo preferente a la prevención y reducción de las pérdidas y el desperdicio alimenticio, y, en su caso, la posibilidad de poner en el mercado los productos con data de consumo preferente excedida, para lo que se tendrán presente los criterios establecidos por la UE en las propuestas legislativas en la materia.

«La pretensión del Gobierno con esta Ley es llamar a un discute social sobre la nutrición, la adquisición de comestibles, el tener una alimentación saludable, segura y sustentable y que sea a buen coste. No hay producto alimenticio más costoso que aquel que termina en la basura y se derrocha», ha remarcado el ministro de Agricultura, Pesca y Nutrición, Luis Lisas, a lo largo de la presentación del anteproyecto en la conferencia de prensa siguiente al Consejo de Ministros.