Por MDO/E.P.

La hostelería en la capital de España ha contestado a las medidas para el ahorro energético anunciadas por el Gobierno con ambivalencia. Juan José Blardony, directivo general de Hostelería la villa de Madrid, ha afirmado en declaraciones a Europa Press TV que ciertas medidas entran en enfrentamiento con las políticas actuales de prevención del contagio de la Covid-diecinueve y con la normativa del ámbito.

«Desde Hostelería la capital de España estamos conformes en que son precisas medidas de ahorro energético en la situación actual», ha declarado Blardony, recordando que con la subida de costes de la electricidad el ahorro ya es una prioridad para los locales de la Comunidad de la capital española. No obstante, Blardony ha manifestado que ciertas medidas han generado confusión entre los hosteleros.

Además de esto, Blardony se ha mostrado incrédulo con la obligación de sostener los locales a veintisiete grados en verano, ya que contraría el R. D. 486/1997 que fuerza a que la temperatura a la que trabajan los empleados no supere los veinticinco grados.

Desde la plataforma han expresado inseguridad sobre el umbral de los diecinueve grados decretado para los meses de invierno ya que la sensación térmica en el local podría tener un impacto en el número de usuarios y hacer reducir la facturación. El directivo general ha pedido que se resuelvan estas dudas y se provea al campo de una normativa clara.

Por otra parte, desde la plataforma arguyen que la obligación de apagar las luces en el exterior desde las diez de la noche, al lado de las demandas de temperatura, pueden servir de freno a la economía y el consumo en un instante en el que el ámbito comienza a recobrarse tras la crisis sufrida con la pandemia.

«Todo cuanto es apagar monumentos, todo cuanto es apagar la urbe, el comercio, puede hacer que muchos clientes del servicio no salgan y se queden en casa», ha declarado el directivo general.