Más la capital española denunció la semana pasada una presunta manipulación en la documentación entregada por el Municipio de la capital española a la Fiscalía Anticorrupción sobre el ‘caso mascarillas’. El conjunto que lidera Rita Maestre pidió que el gerente de la Funeraria Municipal, encargardo de remitir los escritos, fuera llamado a declarar para aclarar los hechos y el fiscal ha desechado este jueves su solicitud. Comprende Luis Rodríguez Sol que «no procede ampliar la investigación ni refererir en calidad de investigado a personas diferentes de los dos demandados», en referencia a los comisionistas Luis Medina y Alberto Luceño.

La Fiscalía desmiente la acusación de Más la capital de España, negando que se hayan producido modificaciones significativas en la documentación aportada por el Gobierno municipal. «No se ha perturbado ningún elemento o requisito esencial de los documentos», arguyen desde el Juzgado.

El primordial partido de la oposición expuso el jueves que en una primera fase en el mes de noviembre de dos mil veinte el Consistorio mandó documentos «donde constaban los contratos, las hojas de encargo y la firma de la encargada de Seguridad y meses después -en el mes de abril de dos mil veintiuno- esa firma y otros documentos fueron eliminados de la documentación que se remitó al juez». El fiscal reconoce que las «cartas de encargo presentan diferencias», mas aclara que «coinciden en cualquier caso» la data, la identidad de las personas que lo firman y su contenido «ya sea por su mención expresa en el cuerpo o por referencia al contrato que se anexa».

Rodríguez Sol apostilla, además de esto, que las circunstancias descritas no han supuesto «ningún obstáculo para la investigación» llevada a cabo por Anticorrupción. Exonera también el fiscal de producir cualquier óbice tanto al Municipio de la capital española como a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios, «que han contestado muy puntualmente a todos y cada uno de los requerimientos elaborados por la Fiscalía».