La encargada del Gobierno en la capital de España, Mercedes González, ha anunciado que sostendrá una sesión el próximo miércoles, quince de septiembre, con la consejera de Medio Entorno, Paloma Martín, para abordar cuestiones pendientes y solucionar inconvenientes en la Cañada Real Galiana.

Tras participar esta mañana en la Junta de Seguridad Local de Rivas Vaciamadrid, uno de los ayuntamientos en cuyo término municipal se asientan habitantes de la vieja vía pecuaria, González ha señalado que espera que sea una jornada laboral «provechosa» a fin de que desde ahí «todas y cada una de las administraciones vayan de la mano, asimismo los municipios».

Este verano Delegación de Gobierno y Ejecutivo regional se han cruzado reproches por el inconveniente que padecen desde el mes pasado de octubre los habitantes de la Cañada, con continuos cortes de luz. A mediados de agosto, el consejero de Transportes, David Pérez, solicitó a la Delegación que acometiese un dispositivo contra las plantaciones de mariguana en la Cañada Real Galiana a fin de que paren los cortes de luz en la zona.

El consejero afirmó que en el invierno se acordó desplegar un operativo policial contra las plantaciones. «Hoy, a pesar de haberse comprometido, no lo ha hecho. Espero que se haga lo antes posible», recalcó, señalando que el Municipio de la villa de Madrid y Ejecutivo regional «están cumpliendo» el Acuerdo por la Cañada.

En contestación, el organismo estatal recordó que la Policía Nacional ha desarrollado en los últimos meses 2 planes de choque contra las plantaciones de mariguana en la Cañada Real Galiana, uno aprobado con José Manuel Franco al frente de la corporación y otro que supone la continuación del mismo. Amenazó entonces a la Comunidad de la villa de Madrid a que cumpliese «con la parte que le compete en el marco del Acuerdo Regional» y recriminó a la presidente regional que no reciba a Mercedes González para tratar el inconveniente de la Cañada Real.