La Comunidad de la villa de Madrid va a cerrar de manera previsible el centro de menores de la Casa de Campo y trasladará a los allá residentes a un nuevo centro, todavía en obras; al paso que sostendrá abierto el de Hortaleza, mas lo convertirá en instalación de Primera Acogida.

De esta forma lo ha anunciado en una entrevista concedida a Europa Press la consejera de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de la capital de España, Concepción Dancausa, que ha desvelado que su departamento está efectuando una nueva distribución de menores entre centros.

En ella se prevé el cierre del centro de Primera Acogida de la Casa de Campo, que desde su apertura hace unos años en las instalaciones de un viejo albergue municipal, ha generado muchos inconvenientes entre los vecinos de la zona de Batán, puesto que han aumentado los delitos por pequeños hurtos, que atribuyen a ciertos menores extranjeros no acompañados (menas) que allá viven.

Sin embargo, ha advertido la consejera, no va a ser un cierre inmediato, sino va a tardar un tiempo, en tanto que se está adecuando un nuevo centro para atender a estos menores.

Además de esto, el antaño controvertido centro de Hortaleza, va a pasar a ser un centro de Primera Acogida, esto es, aquellos que acogen a pequeños y adolescentes de forma urgente, efectúan una investigación valorativo de su situación y plantean a la Comisión de Tutela la medida más conveniente para cada uno de ellos de ellos. «Esos son chicos menos conflictivos que los mayores, de ahí que aguardamos que los inconvenientes que había, que ya no hay o bien no tanto, podamos resolverlos», ha apuntado.

Obligatoriedad en atención a menores

Conforme ha explicado Dancausa, la Comunidad de la villa de Madrid trabaja con sus medios a fin de que los menores en protección, así sean españoles como extranjeros, lleguen a los dieciocho años con trabajo y vida autónoma, algo a lo que le fuerza la Ley y las convenciones de Derechos Humanos firmados por España.

«Tanto para unos para otros dedicamos exactamente los mismos sacrificios. Los menas tienen una problemática diferente por el hecho de que habitualmente no conocen el idioma y debemos darles clases extras a fin de que se pongan al mismo nivel educativo que en España. La Ley nos fuerza a que atendamos a todos y cada uno de los menores que no tengan una familia y eso es lo que hacemos», ha indicado.

Para esto, los técnicos y educadores contratados para esto trabajan con los menas «a fin de que prosigan los niveles educativos que requiere la sociedad de España y que salgan al mercado de trabajo con autonomía».

«Cada uno de ellos llega con un nivel diferente, la pluralidad es bastante diferente. Para eso tenemos el programa Tallo, para adolescentes de entre dieciseis y dieciocho años; y Tránsito, para jóvenes de dieciocho a veintiuno, a quienes alargamos unos años más la protección por el hecho de que carece de sentido habernos dedicado varios años para trabajar con ellos y cuando de súbito tengan dieciocho años y no tengan resuelta su autonomía, les dejemos sin nada. Entonces trabajamos con ellos en pisos de acogida, por medio de capacitación y entidades. El propósito es que no sean una carga para la sociedad, tengan vida autónoma y que las contrariedades que han tenido a lo largo de su estancia sean superadas. El resultado es positivo, el sesenta por ciento logra la inserción laboral«, ha apuntado la consejera.

Con respecto al cuestionamiento que ha efectuado Vox de la cantidad de dinero que destina el Gobierno regional a cada menor en protección, Dancausa ha contestado que «no se puede charlar de que esto sea costoso o bien económico, puede ser una opinión, mas lo esencial es la meta, que esos chicos tengan una vida normalizada y que no se transformen en criminales».

La titular regional de Juventud asimismo ha señalado que hoy en día hay menos llegadas de menores extranjeros no acompañados a la capital española, con lo que no hay inconvenientes de colapsos en los centros, como ocurrió hace un par de años.

«Acoger a muchos de forma repentina hace que los centros se desestabilicen de alguna manera y tengan más inconvenientes. Hay chicos que llegan de situaciones difíciles, en ocasiones son violentos, en ocasiones tienen inconvenientes, en ocasiones no saben expresarse. Es bastante difícil sacarlos adelante y hay que procurarlo. La Comunidad de la capital de España hace todo cuanto puede para esto», ha finalizado.

En lo que se refiere a la inmigración, Dancausa ha subrayado que en la villa de Madrid «los inmigrantes se han amoldado» y «no ha habido enfrentamientos de falta de tolerancia». «La inmigración es americana y europea y se ha integrado sin complejidad. la villa de Madrid es una comunidad amoldada y habituada a percibir gente de fuera, de otras provincias. Y eso contribuye a que la inmigración haya sido positiva», ha esgrimido.

Dancausa ha recordado que con la precedente crisis económica iniciada en dos mil ocho muchos inmigrantes volvieron a su país al perder su trabajo, mas con la del Covid, si bien no tiene datos, duda de que haya un retorno a países de origen pues se ha visto limitada la movilidad y por los beneficios sanitarias de España.

Inmigración «satisfactoria» en la capital de España

En lo que se refiere a la inmigración, Dancausa ha subrayado que en la capital española «los inmigrantes se han amoldado» y «no ha habido enfrentamientos de falta de tolerancia». «La inmigración es americana y europea y se ha integrado sin complejidad. la capital de España es una comunidad amoldada y habituada a percibir gente de fuera, de otras provincias. Y eso contribuye a que la inmigración haya sido positiva», ha esgrimido.

Dancausa ha recordado que con la precedente crisis económica iniciada en dos mil ocho muchos inmigrantes volvieron a su país al perder su trabajo, mas con la del Covid, si bien no tiene datos, duda de que haya un retorno a países de origen por el hecho de que se ha visto limitada la movilidad y por los beneficios sanitarias de España.

Conforme una última encuesta del CIS, los inmigrantes aseveran que les agradaría quedarse pues están integrados en la mayor parte de los casos. «Nosotros vamos a proseguir trabajando. Los ocho CEPIS hacen una enorme tarea, por el hecho de que fomentan la integración de los inmigrantes en la zona en todos y cada uno de los sentidos. Han pasado cincuenta personas por esos centros y nos semeja un instrumento novedoso, que no existe en otras comunidades, y da grandes resultados», ha asegurado.

La titular regional de Política Social asimismo ha señalado el nivel de empleo de los extranjeros en la zona madrileña, con tasas entre las mujeres diez puntos sobre las españolas. «La mayor integración de los inmigrantes viene por conocer el idioma para poderse comunicar y relacionarse; y por el tema laboral, pues la mayor parte viene a España para lograr una vida mejor y si logran trabajo sus condiciones mejoran. La sociedad de España es muy desarrollada, tenemos la sanidad y educación sin coste y eso no sucede en los países de origen», ha reseñado.

Nueva estrategia contra la trata

En otro orden, Concepción Dancausa ha anunciado que el año próximo van a tener lista una nueva Estrategia regional contra la Trata de personas con fines de explotación social, que va a contar con exactamente la misma filosofía que la presente.

«Hay una parte esencial, que es la lucha contra las mafias, que deben hacer las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ministerio de Temas Exteriores, que han que combatir con sus fuerzas contra ella por el hecho de que charlamos de tráfico de humanos. Nosotros debemos trabajar más en la parte social. Cuando las mujeres explotadas ya están acá hay que asistirles a que denuncien y asegurar que van a estar protegidas si lo hacen y van a tener una salida laboral», ha apuntado.

En ese punto, la consejera ha recordado que llevan muchos años cooperando con la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP). «Es la línea que debemos continuar. Vamos a hacer la evaluación de la presente Estrategia para poder ver de qué manera han funcionado las medidas y después evaluaremos lo que ha ocurrido para escribir una nueva», ha avanzado.