Isabel Díaz Ayuso desea transformar a la Comunidad de la capital de España en el centro de animación y efectos visuales más esencial del sur de Europa y para esto contará con un pacto de cooperación con el Pixel Cluster la villa de Madrid -foro de discusión compuesto por las trece empresas más esenciales de este campo- y un plan de capacitación y prácticas que repercuta en la creación de puestos en el ámbito.

Como ha podido saber Madridiario, la líder regional en funciones avanzará su proyecto de transformar a la Comunidad de la villa de Madrid en un hub (centro) de animación y VFX (efectos visuales) este jueves a lo largo de su alegato de investidura frente a la Reunión de la capital de España, instante en el que va a explicar las primordiales líneas de su gobierno para la XII Legislatura.

Este propósito se realizará en cooperación con el Pixel Cluster la capital española y por medio de 5 líneas de actuación: un Plan de capacitación y prácticas con un programa habilitante en animación y VFX; un Plan de internacionalización de esta industria; la atracción y celebración de acontecimientos internacionales de animación y VFX; un fondo de apoyo a producciones de animación de nacionalidad de España dirigidas por empresas madrileñas; como un fondo concreto para producir IPs (propiedad intelectual) a cargo de empresas de la zona, destinada al promuevo del desarrollo y producción de cortos, series y films producidos en la zona.

El proyecto va a contar con el apoyo del Pixel Cluster la villa de Madrid y 5 líneas de actuación

Primeramente, a Comunidad de la capital de España va a contar con un Plan de capacitación y prácticas para promover el uso juvenil y de personas de ámbitos en decrecimiento para el área digital, mediante cursos de seiscientos horas, certificados por Pixel Cluster la capital de España y becados por el programa. Este proyecto se dirigirá a perfiles concretos precisos de cara al desarrollo del campo digital y va a estar centrado en 3 áreas de alta empleabilidad: área de Animación y VFX, negocio y también Ingeniería informática.

El programa de capacitación va a ir unido a un programa de prácticas habilitantes de una duración de doce meses, asimismo becados y renovables por un año al cargo de la compañía. Las compañías anotadas van a adquirir la obligación de contratar al cincuenta por ciento de las personas anotadas que hayan terminado el programa por, por lo menos, exactamente el mismo tiempo bonificado.

Por otro lado, el Plan de Internacionalización de la Industria de la Animación y los VFX nace con la meta de atraer acontecimientos internacionales de este género a la Comunidad, destinado asimismo a promover que empresas locales asistan a acontecimientos preferiblemente internacionales para captar talento o bien efectuar acciones de networking. Asimismo se van a organizar misiones inversas, en cooperación con la capital española Invest, para atraer misiones comerciales a la Comunidad de la capital de España. Estas acciones se van a centrar en territorios prioritarios como Canadá, Irlanda, USA, Alemania y R. Unido.

Además, se va a crear un acontecimiento internacional dedicado particularmente al impacto de la Inteligencia Artificial (AI) en el planeta de los contenidos. El acontecimiento AI MUNDO presentaría las más recientes novedades internacionales a este respecto y daría, a través de un jurado internacional, premios anuales dotados a nivel económico a empresas locales para planes de investigación en esta materia que dejen un periodo de investigación de veinticuatro meses. la capital de España asimismo va a ser la sede del acontecimiento CARTOON Springboard, foro de discusión de coproducción europeo destinado a estudiantes y recién egresados y que va a suponer una plataforma única de presentar la zona al nuevo talento europeo y a los inversores que asisten a la cita.

Finalmente, la Comunidad de la capital española va a crear un fondo de apoyo a producciones de animación de nacionalidad de España, dirigidas por empresas de la zona y destinado al desarrollo y producción en la zona de cortos, series y films.

Cuna de películas animadas de primer nivel

La Comunidad de la capital de España es cuna de la creación de películas animadas como como Tadeo, el explorador perdido (dos mil diecisiete), de Lightbox Animation Studios; Buñuel en el laberinto de las tortugas (dos mil diecinueve), de Sygnatia; la multipremiada y nominada al Oscar Klaus (dos mil diecinueve) de The SPA Studios, la serie Pocoyó de Zinkia Entertainment o bien el trabajo del estudio de VFX El Ranchito en Juegos de Tronos. Todas y cada una han forjado una reputación internacional para la animación y los VFX españoles que sostiene actualmente un setenta por ciento de la facturación del ámbito procedente de proyectos internacionales. A ello hay que sumar el talento de artistas y geniales centros de capacitación.

Productos como Klaus, Tadeo Jones o bien Buñuel en el laberinto de las tortugas han probado de qué manera la animación de España se ha labrado un prestigio y una reputación internacional por encima de lo que sería de aguardar por el peso y volumen de nuestra industria audiovisual, en tanto que siendo solo el cuatro por ciento del total de las compañías audiovisuales, producen el veinte por ciento del empleo del ámbito, dando trabajo a cerca de ocho mil profesionales (del que un treinta y cinco por ciento es empleo femenino). Cifras que, de tomar las medidas convenientes, se podrían multiplicar exponencialmente, puesto que el campo produce un empleo de calidad y también indefinido, con un salario medio equivalente a 3 veces el SMI.

Aparte de su producción propia, estas empresas conforman una industria imprescindible para el ámbito de la creación educativa frente a la creciente relevancia de los contenidos interactivos y digitales en la educación. Todo ello hace que las compañías madrileñas de animación y VFX se puedan estimar como uno de los campos con mayor futuro en la industria de creación audiovisual en el campo europeo.

En este sentido, la devolución de impuestos para producciones internacionales en España se ha aumentado últimamente al treinta por ciento para el primer millón de euros de gasto local y al veinticinco por ciento desde esa cantidad, con un límite de diez millones de euros y un gasto mínimo de doscientos euros para proyectos de animación y VFX. Una mejora de incentivos que al lado de los profesionales enormemente cualificados y los buenos costes de producción ubican a la industria de España en una situación muy competitiva pese a no contar con ningún plan de apoyo concreto.