La Comunidad cerró dos mil diecinueve con un incremento del tres con nueve por ciento en la colecta de impuestos autonómicos

La Comunidad cerró dos mil diecinueve con un incremento del tres con nueve por ciento  en la colecta de impuestos autonómicos

La Comunidad de la capital de España cerró el año dos mil diecinueve con un incremento del tres con nueve por ciento en la colecta de los impuestos de administración autonómica, exactamente el mismo año en el que entraban en vigor nuevas deducciones en estos tributos, como ha detallado en el Pleno de la Reunión de la villa de Madrid el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty.

Lasquetty ha afirmado que en dos mil diecinueve los madrileños ya pudieron aplicarse las nuevas bonificaciones en el impuesto de Sucesiones y Donaciones en dos mil diecinueve para tíos, sobrinos y hermanos. A cierre del ejercicio, se colectaron un total de quinientos ocho millones de euros, lo que supone un aumento del veintitres con cinco por ciento respecto a dos mil dieciocho, lo que supone noventa y siete millones más que el año precedente.

De exactamente la misma manera ocurrió con el resto de impuestos gestionados por la Comunidad, como Transmisiones Patrimoniales, que registró un incremento en la colecta de cuarenta y ocho millones, lo que supone una subida del cuatro con cuatro por ciento, hasta lograr los mil ciento cincuenta y seis millones de euros, a pesar de la menor actividad registrada en el campo inmobiliario. Por su lado, Actos Jurídicos Documentados concluyó el año con una colecta de trescientos noventa y seis millones, esto es, doce millones más (tres con dos por ciento) que en dos mil dieciocho.

El titular de Hacienda ha señalado que estas cantidades prueban que bajar los impuestos «no quiere decir que de forma automática baje la colecta en exactamente la misma proporción, como se ha vuelto a revisar en dos mil diecinueve». Además de esto, Fernández-Lasquetty ha subrayado que estos datos reflejan que asimismo «bajando la presión fiscal se estimula la actividad empresarial, se atrae la inversión y mejora el consumo», mientras que ha recordado que los diferentes gobiernos de la Comunidad de la villa de Madrid «llevan dieciseis años bajando impuestos», lo que ha significado un «ahorro» a los madrileños de más de cuarenta y ocho.000 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *